Las cadenas dicen que podrían subir los precios