Las calles de la ciudad, cubiertas de residuos