Las entidades civiles reclaman participación

Cippec y Poder Ciudadano evaluaron el presupuesto vigente y hallaron algunas irregularidades
(0)
13 de diciembre de 2001  

Piden transparencia. Reclaman la participación de los vecinos de la ciudad. Detectaron subejecuciones y sobreinversiones. Dos entidades civiles analizaron el presupuesto actual y fueron terminantes: se hace necesaria la sanción de una ley que incorpore la actuación de los porteños para hacer más eficiente el gasto de la Ciudad.

La Fundación Poder Ciudadano y el Centro para la Implementación de Políticas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) presentaron anteayer un diagnóstico de la distribución presupuestaria de los últimos años a los diputados y a sus asesores.

El lugar de reunión fue más que significativo: la Legislatura debe desde hace más de cinco años la sanción de una ley que regule la participación de los ciudadanos en la definición, elaboración y control de las partidas presupuestarias.

La convocatoria fue dispar. Asistió una veintena de asesores, pero sólo dos en representación de los seis legisladores que presentaron iniciativas sobre presupuesto participativo.

Miguel Braun y Laura Malajovich, responsables del área de presupuesto del Cippec, mostraron las fortalezas y debilidades del gasto. Así se develó que de los 3342,7 millones de pesos de presupuesto 2001, 2529 millones (76 por ciento) se destinaron a Servicios sociales, 512 millones se van en gasto de Administración de gobierno (15%), 191,7 en Servicios económicos (6%) y 109 millones en Servicios de la deuda pública (3%).

Tres casos

Braun destacó que si bien la Ciudad alcanzó cierto orden en sus cuentas, también se encontraron graves irregularidades. Por caso, mencionó que de los 383,09 millones previstos en el presupuesto 2000 para gastos en capital (inversiones públicas), sólo fueron ejecutados 236,55 millones.

En la zona sur de la ciudad los analistas encontraron una subinversión de cuatro millones de pesos. También registraron subinversión la promoción turística y la creación de empresas de base tecnológica.

Entre los ejemplos de sobreinversión, Braun detalló el caso del Parque de la Ciudad, que recibió una partida de 5,135 millones de pesos, sin especificar los detalles de la distribución. O el presupuesto asignado al "mantenimiento del parque automotor", que comprende a todos los automóviles, playas y depósitos oficiales, y que recibió 8,445 millones de pesos.

Según la coordinadora del Programa Presupuesto Participativo de Poder Ciudadano, Virginia Lencina, la solución para priorizar el gasto sobre la base de las necesidades de la gente, optimizar la asignación de recursos y transparentar la ejecución del presupuesto es una: asegurar la participación de los vecinos.

"La incorporación de los vecinos también sería el mejor mecanismo de control", opinó Lencina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.