Las vedas de alcohol, ignoradas