Las ventas navideñas, todavía muy flojas

Las jugueterías multiplican las ofertas para atraer a clientes que este año todavía no han iniciado la compra de obsequios
(0)
13 de diciembre de 2001  

Faltan sólo doce días para la Navidad y los comerciantes se esfuerzan más y más para captar clientes que, como nunca antes, piensan más de dos veces antes de comprar.

Silvia, madre de Nahuel, recorría un gran local de venta de juguetes en la calle Florida. "Recién hoy empecé a mirar cosas. Pero no creo que todavía compre nada, vine a mirar precios", comentó.

Cristian Cardoso, gerente de marketing de El Mundo del Juguete -tiene locales en Paseo Alcorta, Alto Palermo, Santa Fe y Callao-, entre otros, informó que "las ventas se han reducido notablemente, como en todos lados y las expectativas para estas fiestas no son buenas".

Según Cardoso, "las ofertas que tenemos son más tentadoras que nunca". Hay descuentos de hasta un 70 por ciento en algunos productos. Para los más chicos, un bebe Piruetitas, que costaba 50 pesos, se ofrece ahora a 19,90; una manta Suaves Caricias, que salía 60 pesos, se ofrece a 29,90. Los muñecos gigantes de la famosa serie "Pokemon", Meowth y Picachu, salían 99 pesos y ahora se pueden adquirir por sólo 36. Para los que quieren gastar poco, hay autitos a $ 1,99 y libros para colorear entre 1,50 y 3 pesos. Los skates para niños de entre 8 y 14 años bajaron de precio: ahora cuestan 29,90 pesos.

Muñecas y soldaditos

La cadena de jugueterías City Kids tiene locales en varios puntos de la ciudad: Galerías Pacífico, Spinetto Shopping, Shopping Caballito y la peatonal Rivadavia de Quilmes. City Kids ofrece descuentos de hasta un 50 por ciento en varios de sus productos. Hay muñecas por menos de 10 pesos y soldaditos por menos de 5. Para los que quieran gastar un poco más, encontrarán autos a control remoto por 25 pesos y disfraces para niñas por menos de 25.

Los locales Onda Shop situados en la calle Florida entre Córdoba y Corrientes venden, además de hebillas y productos de cosmética, muñecos y juguetes para los más chicos. En este negocio hay muñecos de peluche cuyo precio oscila entre 3 y 12 pesos. Vanina, una empleada del comercio, relató: "La gente compra muñecos y pide que sean envueltos para regalos de Navidad".

Este año la gente cuidará más que nunca el bolsillo. Marta, que tiene 5 hijos, dijo: "Caminaré más, pero algo voy a comprar: si alguien debe recibir regalos en Navidad son los chicos".

La magia está en nosotros

Mavi es una de las tantas argentinas que no se resigna a aceptar que la Navidad se tiña del “espíritu negativo” que se respira en la actualidad.

“La magia está en nosotros, en poder unirnos y compartir nuestros sentimientos”, señala e invita a participar de un Taller de la Risa y la Autoestima, porque “el buen humor contribuye a la salud integral de la persona”.

El dinero recaudado entre los asistentes, mediante un bono contribución, será destinado al hogar de discapacitados Vitra y al hogar de chicos de la calle de la Boca y Barracas.

El taller es organizado por La Rueda Femenina del Rotary Club y se llevará a cabo el 13 de diciembre, a las 16, en el Club Social Santa Lucía, Av. Montes de Oca 1517.

Una navidad para dar y compartir

La lectora identificada como Pat convoca a recuperar el espíritu navideño que surgió hace más de 2000 años con el nacimiento del hijo de Dios.

Más allá de las circunstancias, la lectora argumenta que, “aunque estemos rodeados de problemas, la Navidad no tiene que ser triste”.

Además, recuerda que “la alegría es mayor cuando se comparte con los demás”.

“Visitar a los enfermos en los hospitales, a los ancianos en los geriátricos y a los discapacitados”, es una de las propuestas con las que Pat busca ilustrar el espíritu de la solidaridad.

Pensar

¿Navidad triste? ¿Es que acaso ahora también dejamos que el nacimiento de nuestro Salvador se vea limitado por nuestras miserias humanas?

¿Adónde llegamos si a Nuestro Señor le damos sólo la importancia de nuestra existencia temporal? ¡No dejemos que nuestras palabras y pensamientos crucifiquen al que Todo lo Puede ya desde el mismo y humilde pesebre en que nació, sin importarle el riesgo país y las medidas de nuestro tan alabado ministro de Economía!

¡Rezad, que es lo que hace falta!

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.