Las víctimas pensaron en una bomba e incluso en otra Atocha