Libertador fue un caos de tránsito