Licitarán el sistema de estacionamiento

En cuatro meses habrá nuevas disposiciones para el micro y el macrocentro; no habrá grúas durante los fines de semana
Alejandra Rey
(0)
31 de mayo de 2003  

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió no ceder a la empresa Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) el control del tránsito medido en la Capital -tal como había anunciado en diciembre último- y, en cambio, llamará a licitación dentro de un mes para entregar en concesión el servicio.

Cuando éste se concrete, no habrá grúas los fines de semana en el macrocentro y ni en el microcentro; el estacionamiento será libre, incluso en las avenidas; los cepos no volverán y se mantendrá el precio de la ficha a un peso. El gobierno porteño entiende como microcentro el área comprendida por las avenidas Alem, 9 de Julio, De Mayo y Santa Fe. El macrocentro, en tanto, queda delimitado por las avenidas Pueyrredón, Jujuy, Belgrano, Paseo Colón, Leandro N. Alem y Del Libertador.

Así lo informó ayer a LA NACION el secretario de Obras y Servicios Públicos porteño, Abel Fatala, quien se reunió anteanoche con el titular del Poder Ejecutivo local, Aníbal Ibarra, y con el jefe de Gabinete, Raúl Fernández, para discutir el tema.

Allí se decidió que la licitación será sólo nacional, que habrá mayor tolerancia una vez que venza el horario de las fichas, que habrá grúas de gran porte para levantar los camiones y colectivos en infracción, que en principio la concesión abarcará el microcentro y el macrocentro y que la concesión durará cuatro años, entre otras novedades.

"Lo de AUSA -dijo ayer Fatala a LA NACION- fue una buena idea, pero se decidió que lo mejor era llamar a licitación dado que esa empresa tiene un enorme trabajo con el bacheo y la repavimentación de calles."

Fatala señaló que en los últimos días de junio se estaría convocando a la licitación y que un equipo técnico de la secretaría -de la que dependerá el estacionamiento medido- incorporará los trabajos hechos por AUSA en su momento y se abocará a la confección de los pliegos definitivos.

En cuanto a si las empresas STO y SEC -que tuvieron la concesión completa del estacionamiento y que actualmente tienen prorrogado parte de éste- se podrán presentar a la licitación, Fatala dijo que lo duda porque cree "que hay un problema judicial". LA NACION se comunicó con las dos empresas para conocer la opinión sobre una nueva concesión, pero sin suerte: vía e-mail, SEC indicó que este diario hablara con la Subsecretaría de Tránsito y Transporte del Gobierno de la Ciudad, de donde dependen. STO no contestó la inquietud.

Fatala advirtió que lo novedoso de la nueva licitación será la "flexibilidad". "Eso nos permitirá variar las medidas de control, cambiar de lugar máquinas o directamente zonas de estacionamiento y, si es necesario, liberar una zona de estacionamiento para que haya mayor fluidez. Con la concesión anterior eso era imposible."

Zona liberada de grúas

Y hablando de cepos, el funcionario aseguró que no los habrá en el nuevo pliego y que variarán las zonas de estacionamiento, según sea la necesidad.

Estas son las cláusulas más importantes que tendrán los nuevos pliegos.

  • Seguirán las máquinas expendedoras de tickets.
  • Se prohíbe la entrada de colectivos en la zona del casco histórico, pero en las calles de esa zona no se podrá estacionar libremente.
  • Entre las 21 y las ocho y los fines de semana no circularán las grúas.
  • En las avenidas de ingreso en el macro y en el microcentro, como Belgrano, no se podrá estacionar en horario matutino. Y por la tarde se podrá hacerlo en esas arterias, pero no en las "salientes", como Córdoba.
  • Las máquinas de tickets podrán ser cambiadas de lugar. Esto dependerá de las necesidades de estacionamiento.
  • El sistema estará funcionando en cuatro meses, es decir, luego de las elecciones para jefe de Gobierno de la Ciudad.
  • Incorporarán dársenas de carga y de descarga, siempre en el microcentro y en el macrocentro, y con sistema horario de rotación cada media hora. Estarán ubicadas en forma estratégica para que no moleste los vehículos.
  • También habrá dársenas en la zona de Once, aunque el barrio no pertenece al macro ni al microcentro.
  • La concesión será de cuatro años, con opción a dos más. Eso dependerá de la calificación de la empresa.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.