Cultura / Filba. Literatura y espacio urbano, un cruce posible