Llenaron el Luna Park para exigir seguridad