Lombardo recibió elogios de De la Rúa por su trabajo

El Presidente dijo que hay que bajar el precio de los medicamentos
Ángeles Castro
(0)
18 de diciembre de 2001  

El presidente Fernando de la Rúa reconoció ayer que tiene dos deudas pendientes en materia de salud: lograr una rebaja general del precio de los medicamentos, "que comparado con otros países es aquí todavía demasiado alto", y mejorar la utilización del gasto en atención sanitaria, porque la Argentina "tiene un gasto por persona y por año que debería arrojar mejores resultados".

El primer mandatario efectuó este mea culpa durante el acto de lanzamiento del Plan Bienal de la Salud 2002-2003, que encabezó el ministro del área, Héctor Lombardo, en la Casa de Gobierno.

Pero el sinceramiento no alcanzó para calmar los ánimos de los invitados que asistieron al Salón Colón de la Rosada, escenario del encuentro. Asombrados por el despliegue para publicitar la acción ministerial, muchos calificaron la situación de "lacrimógena".

"Es llamativa semejante celebración en estos momentos, cuando el sector de la salud no recuerda en toda su historia una crisis como la actual. Ni siquiera sé si lo que presentó el ministro es como para festejar", consideró Mercedes Elmeaudy, titular de la Cámara de Prestadores de la Salud a la Seguridad Social de la Capital. Aunque no participó del encuentro, por su larga trayectoria en el sector la médica reconoce sus problemas.

Durante el cóctel, el funcionario mostró el balance de su gestión en un video y repartió luego una carpeta de casi dos kilos, con fascículos impresos y encuadernados con materiales de primera calidad.

"¿Y la austeridad, ministro?", le preguntó un periodista cuando el Presidente ya había dejado el salón, tras dirigir unas palabras en general favorables a la administración de Lombardo.

"En señal de austeridad estamos sirviendo sólo jugo", respondió el ministro, en rechazo de la acusación.

Si bien el catering sólo incluyó jugos de naranja y manzana, gaseosas y agua, no faltaron quienes observaron que -luego del reclamo periodístico- sobre las mesas quedaron las copas de champagne vacías y en la cocina, las botellas llenas, escondidas de la vista de los presentes.

Prevención

Tampoco pasó inadvertido que el acto simbolizó un nuevo espaldarazo de De la Rúa a su ministro de Salud. Lombardo fue el único miembro del gabinete que aterrizó en la Casa de Gobierno para exhibir los logros de su labor, contra la tradición de los ministerios de festejar el fin de año en sus respectivas sedes.

Más allá de lo que haya quedado implícito, ayer el Presidente destacó en voz alta la actividad de Lombardo frente a la cartera sanitaria. "Sé que el doctor ha trabajado mucho, con un mérito especial que quiero subrayar, que es la presencia permanente en el interior del país, viajar a todas las provincias, visitar todos los hospitales, hablar con los ministros, reunirlos periódicamente (...). Quiero felicitar a todos por el trabajo que han cumplido hasta ahora", sostuvo De la Rúa.

Entre los planes desarrollados, el jefe de Estado recordó que el Ministerio de Salud invirtió 85 millones de pesos para equipamiento de centros asistenciales en todo el país. "Nuestro objetivo principal fue y es la prevención orientada a los sectores más vulnerables de la sociedad", sentenció.

Tras reiterar la importancia de la prevención como estrategia básica para los programas de salud, el Presidente habló de "fortalecer la atención primaria" para que sea accesible el contacto con el médico para el diagnóstico inicial.

Más tarde llegó el momento de la autocrítica. "Hay una deuda pendiente que nos queda, que es lograr una rebaja del precio de los medicamentos. Aunque respetamos los principios de libertad de mercado, debemos examinar esta cuestión muy a fondo", indicó De la Rúa.

"Es necesario todavía -continuó- mejorar la utilización del gasto en atención de salud, que debería arrojar mejores resultados si se aprovecha bien y debidamente." Luego el mandatario partió y comenzó el reparto de carpetas de acrílico celeste repletas de publicaciones de tapa dura y brillante y de fotos a todo color.

Frases del Presidente

Estrategia: "Un pueblo sano y educado, que tenga una vida cada vez más segura, es la base de una comunidad armónica y el fundamento de una nación".

Atención: "Así venimos trabajando: fortalecer la atención primaria. Un modo de hacerlo práctico es el programa Médicos de Cabecera, que hoy asiste a un millón de personas".

Publicidad: "Es importante mostrar lo que se ha hecho, porque estas acciones normalmente no aparecen en los grandes titulares o en las noticias".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.