Se profundiza el desabastecimiento de bebidas. Los camioneros amenazan con extender la protesta