Presentaron el texto a las autoridades porteñas. Los chicos proponen su propia ley educativa