Los dos témpanos a la deriva se alejan de la costa argentina