Los extranjeros anticipan el verano en Punta del Este

Su presencia se multiplicó notoriamente; costos hasta 30% más caros en esta semana festiva
Loreley Gaffoglio
(0)
31 de diciembre de 2009  

PUNTA DEL ESTE.- Cada vez más restrictiva para el bolsillo del argentino medio, la exclusividad del balneario uruguayo aparece hoy atada a la depreciación del dólar y al encarecimiento del costo de vida en esta semana festiva y clave, donde casi todo sube cerca del 30 por ciento.

La culpa es del glamour esteño y eso lo saben bien los norteamericanos, europeos y brasileños que este año se multiplicaron desde La Barra a José Ignacio. En número, son cada vez más y su arribo este año, inmediatamente después de Navidad, en sintonía con la fiesta de Lacoste, anticipó en tres días el comienzo de la temporada.

Los extranjeros llenan restaurantes, bares y hoteles premium como Casa Suaya, que alberga al actor Kevin Bacon. Consumen sin restricciones. Sintonizan con los códigos esteños a la perfección. Y hasta se hacen de amigos argentinos para que les franqueen la entrada a los eventos más exclusivos. No es el caso de Uma Thurman y de Naomi Campbell, que descansan en José Ignacio y Manantiales, lejos de los flashes.

Según calcularon en el sector inmobiliario, la presencia argentina se redujo en comparación con otros años. La preferencia de veranear en la segunda quincena de enero o en febrero, "cuando todo sale la mitad", asoma en la lógica de quienes no buscan la vidriera y rechazan los gastos abultados.

Buena ocupación

En la cuenta regresiva a Año Nuevo, no obstante, el Este se jacta de una buena ocupación. No hay suba de precios que pueda borrar la cola de autos al regresar de las playas. Hay inquietud, empero, sobre el devenir del consumo después del 10 de enero, como analizó Martín Pittaluga, factótum de La Huella, un parador donde se perpetúan las colas para poder comer.

La expectativa, como todos los años, se posa en el sinfín de fiestas y en quién agasajará 2010 con el mejor show de fuegos artificiales.

Por lo bajo, dicen que ese cetro le tocará este año a Marcelo Tinelli desde su chacra en La Boyita. Los invitados a la megafiesta de su vecino, el canadiense JP Bailey, dueño de un fondo de inversión, agradecidos. Pero la gente del Grupo Mass, encargada de la convocatoria argentina, no da abasto con tanta presión telefónica por las invitaciones.

En sintonía con el espíritu expansivo que invade el Este, el balneario estrenó con bastante ruido un nuevo polo gastronómico en el corazón de Manantiales, que también vive su propio boom inmobiliario.

El antiguo enclave de pescadores, invadido por los windsurfistas en los 80 y los 90 y por la movida fashion de su playa Bikini a partir de 2000, luce ahora un radical cambio de fisonomía: frente a la nueva heladería Volta se instaló la muy top cevichería peruana Sipan (con local también en el centro porteño).

De Spinetta a Grondona

Desde Dante Spinetta hasta Mariano Grondona, no fueron pocos los que, cena privada mediante, festejaron el desembarco. También abrió Fish Market, para las pescas del día, en un ambiente decontracteé , bajo la batuta del mismo hacedor de la pizzería No me Olvides.

En materia de fiestas privadas, y a contramano de su fobia a las aglomeraciones de gente, Shakira rompió anoche sus propias convenciones: por primera vez desde que adquirió La Colorada, su chacra en José Ignacio, invitó a su casa a un centenar de sus vecinos famosos.

Desde Susana Giménez hasta Gerardo Werthein, fue el propio Antonito de la Rúa quien se encargó de las participaciones telefónicas. El catering, responsabilidad del restaurant Isla de Flores, con brochettes de langostinos, empanadas y lomitos, "no tuvo estridencias pero fue exquisito", según confiaron.

El hijo del ex presidente estuvo también en la fiesta de Lacoste, donde se encontró con viejos conocidos.

Pero lo que más cautivó fueron los ritmos de electrorock con los que la DJ Mina amenizó una noche por demás agitada.

Algunos precios para cenar hoy

  • La noche de Año Nuevo tiene precio en el Este: se pagarán entre US$ 150 y US$ 460 por persona. Las 2000 invitaciones (US$ 430 por persona) frente al Hotel Serena hace días que se agotaron. The Setai promete un menú en La Juanita por US$ 300 y la gala hindú en el Conrad cuesta US$ 295.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.