Los jóvenes del Mercosur, con escasos recursos de progreso

Según un informe, la mala situación laboral es el principal obstáculo que deben enfrentar
(0)
12 de diciembre de 2009  

Más de 65 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años viven en los países del Mercosur. Y, según el último informe sobre Desarrollo Humano para Mercosur 2009-2010 "Innovar para incluir: Jóvenes y desarrollo humano", ellos son quienes pueden impulsar un verdadero cambio en toda la región.

Sin embargo, el documento presentado ayer en Montevideo y publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), revela que las condiciones socioeconómicas de estos países "ofrecen limitados recursos y escasas oportunidades para su desarrollo".

Así, por ejemplo, el estudio señala que, aunque el nivel educativo de los jóvenes de hoy es superior al de generaciones anteriores, ellos "afrontan mayores dificultades en la transición entre la salida de la escuela y el ingreso en el mercado laboral".

De hecho, en la Argentina, Brasil y Uruguay, los desempleados menores de 30 años representan casi el 60 por ciento del total de desempleados, mientras que en Paraguay la cifra asciende al 70%. "Estas altas tasas de desempleo condicionan tanto la capacidad emancipatoria de los jóvenes como la estabilidad de ingresos en los nuevos hogares", dice el informe.

Como sucede cuando se considera el total de la población en edad de trabajar, "la diferencia en las tasas de desempleo de varones y mujeres jóvenes es significativa; sin embargo, la Argentina se distingue por registrar la menor diferencia entre desempleo masculino y femenino".

Inseguridad y violencia

Además, los jóvenes poseen un sentimiento creciente de inseguridad, que está estrechamente relacionado con una mayor exposición a la violencia. El estudio indica que, entre las causas externas de mortalidad juvenil, la violencia resulta especialmente relevante.

"Las tasas de mortalidad de varones en el Mercosur son mayores que las de otros países de América latina, como Costa Rica y Chile.

Particularmente, en Brasil son muy elevadas y superan a las de, por ejemplo, México. Según datos de la OMS, la probabilidad de que un joven de América latina muera víctima de un homicidio es 30 veces mayor a la de uno de Europa y 70 veces superior a la de países como Grecia, Inglaterra, Austria, Japón o Irlanda". Pero no se trata sólo de homicidios: las tasas de mortalidad de los jóvenes por causas específicas indican un claro predominio de todas las causas externas, tales como accidentes, hechos de violencia o suicidios.

Por otra parte, los jóvenes de los cuatro países del Mercosur coincidieron en señalar la situación laboral como el principal problema que hoy deben enfrentar.

"Esta afirmación es compartida por casi un tercio de los jóvenes de Buenos Aires, Asunción y Montevideo, y por un porcentaje levemente inferior en Río de Janeiro.

"La amenaza de exclusión implícita en la incorporación laboral se presenta en la expresión de los jóvenes como la más insoportable, sobre todo cuando se contrasta con las mayores expectativas de movilidad social generadas por la inclusión educativa," señala el documento.

Excluidos de todo

No estudian ni trabajan. Así denomina el informe a los jóvenes excluidos que, en la Argentina, constituyen un 22 % de quienes tienen entre 15 y 29 años. En Uruguay conforman un 18% de esta población, mientras que en Brasil la situación de los excluidos es similar, con 19%. Sin embargo, en este último país "se detecta una mayor incidencia de la ocupación informal entre los jóvenes, que alcanza el 29%. En Paraguay, el porcentaje de excluidos también es similar y ronda el 21 por ciento".

La investigación presentada, de casi 400 páginas, se realizó mediante una combinación de técnicas cuantitativas y cualitativas, con el apoyo de organizaciones y líderes juveniles, periodistas y expertos en distintas materias.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.