Los jóvenes renovaron su afecto y admiración por Ernesto Sabato