srcset

Los misteriosos mensajes escondidos en los techos de un barrio de La Plata

Mariano Jasovich
(0)
29 de agosto de 2018  • 16:55

"Lo pintamos para que lo vean los de arriba. Escribimos en los techos ‘ningún pibe nace chorro’ y ‘violencia es mentir’ (frase de la canción Nuestro amo juega al esclavo, de Los Redonditos de Ricota)", dice Hidalina Cañete, una mujer de 43 años, con 4 hijos, que vive en el Barrio Nuevo de La Plata. Como su nombre lo indica, se trata de diez manzanas de casas recién construidas en las que se relocalizó a los habitantes de otro barrio llamado "La Isla", que se inundaba constantemente en las afueras de la capital provincial.

La llegada de los nuevos vecinos trajo problemas entre los jóvenes del Barrio Nuevo (unas 150 familias) con los de "El Mercadito", un barrio cercano. Las situaciones de violencia eran comunes todos los días cuando caía el sol. Entonces, el arte llegó para unir a los vecinos y reclamar la presencia del Estado en la zona.

Arte y deporte contra la violencia

Los vecinos de Barrio Nuevo se reunieron y con la ayuda de artistas como Rodrigo Acra y equipos de extensión de la Universidad de La Plata del Centro Comunitario de Extensión Universitaria (CCEU) Nº 6 "El Mercadito" decidieron escribir mensajes en los techos de las casas. Frases que ellos mismos decidieron en asambleas barriales.

Cañete le contó a LA NACIÓN cuáles son los principales problemas del nuevo barrio: "Nos trajeron acá y no tenemos cloacas ni agua potable. Se corta la luz y las ambulancias no entran".

Sobre el tema, fuentes de la Municipalidad de La Plata informaron que "la mayoría del Barrio Nuevo tiene todos los servicios de agua y cloacas. Sólo quedan algunas casas prefabricadas que son provisorias. Fue necesario porque había que hacer la reubicación urgente para terminar con las obras de ensanchamiento del arroyo El Gato".

El mensaje se ve desde el aire
El mensaje se ve desde el aire

En tanto, desde La Plata también aclararon que "se hizo un camino de tierra mejorada para darle acceso a la zona, pero que siguen trabajando con los vecinos para atender sus pedidos. Hay que tener en cuenta que es una barrio que se construyó desde cero y con la urgencia de la relocalización de la gente que vivía a la vera del arroyo".

Emanuel Sosa, el referente territorial del CCEU en Barrio Nuevo explicó que "el objetivo es que los vecinos empiecen a ver este nuevo lugar como propio. Se reúnan y empiecen a sentir la idea de comunidad en esta relocalización, que siempre es traumática".

"Los grafitis los pintamos en tres jornadas en las que hubo, además, torneo de fútbol femenino y se presentó un petitorio a las autoridades con las demandas de los vecinos -contó Sosa-. Este barrio es muy reciente, no tiene plaza, ni calles de accesos, por ejemplo".

Cañete explicó que estas jornadas "fueron una manera de demostrarle al Estado que acá no somos todos chorros. Somos gente de trabajo que necesita la presencia del Estado para mejorar sus condiciones de vida". La vecina reconoce que el barrio está más tranquilo desde la intervención policial."Pero eso también generó que todos pasamos a ser sospechosos para los agentes que recorren el barrio. Y la mayoría acá es gente de trabajo".

Mensajes ocultos en los techos del Barrio Nuevo - Crédito: Rodrigo Acra

02:00
Video

Grafitis "escondidos"

Acra es uno de los artistas que trabajaron en los grafitis de los techos de Barrio Nuevo en La Plata. La primera pregunta que surge cuando lo entrevista es la razón de hacerlo en los techos y no en las paredes de las casas. El objetivo es que la obra de arte se sumerja en la realidad del barrio -argumentó Acra-. Entonces, la mirada tiene que tomar una forma no convencional para que llegue el mensaje. Otra idea es que el boca a boca haga que los mensajes de los grafitis lleguen a todos".

Esta idea fue tomada del artista alemán Jochen Gerz, quien creó un movimiento de "antimonumentos". El artista platense sostuvo que la idea del artista europeo es "incrustar el mensaje en las profundidades de la sociedad. Así, por ejemplo Gerz inscribe el nombre de víctimas del nazismo en adoquines de las calles de Hamburgo".

Otra obra de Gerz famosa en Hamburgo es el obelisco invertido colocado contra el fascismo en 1986. La obra ya no puede contemplarse: se fue hundiendo en el suelo desde hace 32 años. Hoy, sólo se ve el cuadrado que indica todo lo que hay debajo.

Tomando la idea de Gerz, Acra y otros artistas platenses intervinieron con la participación de los vecinos los techos de las casas. "Se filmó con un drone para darle visibilidad en las redes sociales –contó Acra-. Pero también puede verse desde un helicóptero y en ese tipo de vehículos viajan los gobernantes. Otra posibilidad es verlo en Google earth la próxima vez que se renueven las fotos del buscador. Pero lo más importante es que los mensajes de las frases lleguen pese a que no se vea a otros barrios cercanos con las mismas problemática".

Una historia de desencuentros y encuentros

  • Mudanza: Un grupo de 150 familias que habitaban en el barrio La Isla, junto al arroyo El Gato, en las afueras de La Plata, fueron relocalizadas en casas a estrenar en el llamado Barrio Nuevo, por la Municipalidad de La Plata
  • Conflicto: La mudanza derivó en problemas entre los jóvenes de Barrio Nuevo y los de otro vecindario cercano, llamado El Mercadito. Se repitieron situaciones de violencia
  • Convivencia: Equipos de extensión universitaria de la Universidad de La Plata y artistas como Rodrigo Acra realizaron jornadas en el barrio y ayudaron a los vecinos a generar lazos y canalizar sus ideas mediante los grafitis en los techos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?