Los Oscar celebraron sus noventa años de historia y pidieron un futuro más inclusivo

Con varios segmentos dedicados a destacar la importancia de la representatividad en el cine, la Academia buscó incluir movimientos como Time''s Up sin dejar de lado a sus estrellas más clásicas
Con varios segmentos dedicados a destacar la importancia de la representatividad en el cine, la Academia buscó incluir movimientos como Time''s Up sin dejar de lado a sus estrellas más clásicas Fuente: Reuters
Natalia Trzenko
(0)
5 de marzo de 2018  

Todavía con el recuerdo fresco del desastre de 2017, cuando se mezclaron los sobres y por algo más de dos minutos La La Land: una historia de amor fue la mejor película -cuando la ganadora era en realidad Luz de luna-, sumado a las denuncias de acoso y abuso sexual que sacudieron Hollywood durante los últimos meses y los movimientos que surgieron allí, como #MeToo y Time's Up , la 90» ceremonia de entrega de los premios Oscar prometía ser una noche repleta de momentos inolvidables. Especialmente porque se sabía que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas tenía preparado un espectáculo que tendría muy presente su legendario pasado.

Así, desde el principio, con el monólogo del conductor Jimmy Kimmel quedó claro que, más allá de la lucha por la igualdad femenina y las referencias al infame productor Harvey Weinstein -expulsado de la Academia tras cientos de denuncias de acoso y abuso sexual en su contra-, el acento de la fiesta estaría puesto en la historia de los premios, su pasado glorioso, su presente turbulento y su futuro potencialmente más representativo. Y en los espectadores. Por eso cuando la ceremonia llevaba dos horas de marcha, Kimmel reclutó a Gal Gadot, Mark Hamill, Ansel Elgort, Emily Blunt y Guillermo del Toro para visitar una sala de cine en la vereda de enfrente y repartir golosinas entre el público. Hasta tuvo la ayuda de uno de los presentes para anunciar lo que vendría.

También pensando en el público frente al televisor, los productores se propusieron intentar acortar la extensa fiesta al ofrecer un jet ski exhibido sobre el escenario por Helen Mirren como ocasional modelo, al ganador que diera el discurso más corto de la noche. El primer aspirante a dueño de la moto acuática fue Sam Rockwell, que, para sorpresa de nadie, se llevó el premio al mejor actor de reparto por su trabajo en Tres anuncios para un crimen.

A continuación fue el turno del galardón para maquillaje y peinado, que se llevó el equipo que transformó a Gary Oldman en Winston Churchill en Las horas más oscuras. Y para honrar la venerable tradición de los premios de Hollywood apareció Eva Marie Saint, ganadora del Oscar a mejor actriz de reparto en 1954 por Nido de ratas, leyenda que además de entregar el premio al mejor vestuario a Mark Bridges por su trabajo en El hilo fantasma aclaró que se sentía orgullosa de ser unos meses mayor que el mismísimo premio Oscar.

Para confirmar el carácter histórico y excepcional de la ceremonia en la categoría de documental ganó Icarus, film producido por Netflix sobre el escándalo del doping cometido por la asociación de deportes rusa. Así, el servicio de streaming consiguió su primer Oscar (ya tenía ocho nominaciones), una señal de que la industria del cine por fin está camino de aceptar los cambios en los modos de producción y distribución que impulsaron las plataformas de contenidos online.

En una ceremonia que celebró la diversidad de los nominados y del intento de la industria de ser más inclusiva, uno de los momentos más representativos -además de las constantes referencias al éxito de taquilla de Pantera negra- fue la interpretación de "Recuérdame", el tema musical de Coco, nominado a mejor canción, que, como la película de Pixar, celebró la tradición mexicana del Día de los Muertos e incluyó la interpretación de Miguel, Gael García Bernal y Natalia Lafourcade.

Ese segmento musical y bilingüe casi pareció un anticipo de lo que vendría unos minutos después, cuando, en otro momento histórico de la ceremonia, los Oscar empezaron a hablar castellano. Todo comenzó con la legendaria actriz puertoriqueña Rita Moreno, ganadora en 1963 del Oscar a mejor actriz de reparto por Amor sin barrera, la encargada de entregar el premio a mejor película extranjera a la chilena Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio, el primer largometraje de ese país en ganar un Oscar. Su protagonista, la actriz trans Daniela Vega, luego presentó la canción original de Llámame por tu nombre, "Mystery of Love". Y fue Oscar Isaac con su grito de "viva Latinoamérica", quien le puso el broche de oro al inolvidable pasaje cuando le tocó abrir el sobre de la categoría de mejor película de animación y resultó que la ganadora era Coco, la favorita.

Frases destacadas

Mira Sorvino, actriz

"Time's Up no es una moda. Nuestro movimiento continuará hasta que tengamos un mundo más seguro en el que todas podamos trabajar en condiciones de igualdad"

Jimmy Kimmel, conductor

"Para que tengan una idea de lo poco que Hollywood entiende a las mujeres: hicimos una película llamada Lo que ellas quieren y pusimos a Mel Gibson como protagonista"

Lupita Nyong'o, presentadora

"Somos inmigrantes, crecimos soñando con estar algún día en las películas. Somos actores cuyos nombres ustedes no saben pronunciar. Somos soñadores. Y los sueños son la base de Hollywood y también constituyen los cimientos de un país como los Estados Unidos. A todos los dreamers norteamericanos, cuya residencia legal peligra... estamos con ustedes"

Sebastián Lelio, director

"Gracias por el Oscar, es un regalo maravilloso. Quiero agradecerles a mis amigos, mi familia y todos los que ayudaron a hacerla posible. Especialmente a Daniela Vega, no solo su estrella, sino también la inspiración para la película"

Greta Gerwig, actriz, guionista y directora

"Vivimos en un tiempo en el que es más importante que nunca que entendamos lo que es real, lo que es importante, lo que es un hecho"

Allison Janney, mejor actriz de reparto

"Lo hice todo sola... Nada podría estar más lejos de la verdad que una afirmación como esa. El cine es un trabajo en equipo, y eso es lo que me trajo hasta aquí"

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.