Los Oscar celebraron sus noventa años de historia y pidieron un futuro más inclusivo