Los peritos apuntan al mal estado de la ruta 31

LA NACION consultó a expertos sobre el hecho
(0)
9 de diciembre de 2009  

Fallas en el vehículo; error humano y mal estado del camino y del tiempo son las posibles causas que intervienen en todo accidente de tránsito.

Peritos en accidentología consultados por LA NACION apuntaron al estado del camino como posible causa de un accidente en el caso Pomar. "La ruta 31 es una alternativa para sortear la parte conflictiva de la ruta 8. No está demarcada y casi no hay señales verticales. Yo la tomé de día, pero no se me ocurriría tomarla de noche", dijo a LA NACION el jefe de seguridad vial de Cesvi, Gustavo Brambati.

En la curva tras la cual, según la policía, se accidentó la familia Pomar ya se había registrado un grave accidente en agosto pasado en el que murieron tres personas. Según el jefe de cuartel de bomberos de Salto, Osvaldo Lori, "la curva es amplia y peligrosa para el que desconoce el lugar porque se cierra de golpe".

Sin embargo, la curva no era desconocida para Fernando Pomar, que solía tomar el camino cada vez que iba de visita a Pergamino. "El hecho de conocerla muchas veces termina jugando en contra porque el conductor se relaja", explicó Brambati.

El vuelco del vehículo, que fue hallado a unos 20 metros de la banquina, habla de una maniobra brusca. "En general, el vuelco se produce por error del conductor que, al tratar de corregir la trayectoria, pega un volantazo. Ahí el vehículo pierde estabilidad, más si es a la salida de una curva", dijo Brambati, que explicó que en estos casos la velocidad a la que vaya el auto lo único que hace es ampliar la distancia a la que es hallado. "Acá da la sensación de que no iban muy rápido", comentó.

La ruta 31 también es peligrosa por la falta de iluminación. "Durante la noche, la única forma de ver el camino es con señales retrorreflexivas, no alcanza con iluminación artificial. Se necesita hasta 60 metros de anticipación para ver una curva", comentó la licenciada en criminalística Olga Haydée Fernández Chávez.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.