Asaltan unos 4000 camiones por año y casi no se recuperan las mercaderías. Los piratas que se adueñaron del asfalto