Los tres caminos que llevan a la conectividad

Hernán Galperín
(0)
2 de octubre de 2012  

Para mejorar la situación actual de los servicios de banda ancha en la Argentina hay tres caminos posibles que no son excluyentes. Se trata de tres herramientas de políticas que deben complementarse a fin de atender los desafíos de conectividad del país.

El primer camino consiste en fomentar la competencia, tanto dentro de una misma plataforma (como el cable o el DSL) como entre las plataformas; es decir, entre el cable, el DSL e Internet móvil. Para eso hay que fomentar la inversión entre plataformas y avanzar en el camino que quedó trunco del decreto 794/2000 de desagregación de las redes, que permitía la competencia sobre la misma plataforma. Éste es el camino que se tomó en Europa para que no sólo el prestador dueño de la red, sino también otros puedan prestar servicios sobre esa misma infraestructura. Aquel decreto, que nunca terminó de implementarse, es una herramienta plenamente disponible para avanzar en este camino.

El segundo camino consiste en que el Estado resigne impuestos a través de la desgravación del equipamiento y los servicios de banda ancha para fomentar la adopción de la tecnología. Es lo que están haciendo, entre otros, Brasil y Colombia. En la Argentina, todos los equipamientos y servicios asociados a la banda ancha están plenamente gravados a nivel nacional, e incluso existen desde 2009 impuestos adicionales que incrementan la carga fiscal sobre los terminales. La evidencia indica que este camino no representa una merma de ingresos, ya que en el mediano plazo la reducción de la carga fiscal es compensada por el efecto directo de una mayor adopción y de forma indirecta por el fomento a la actividad económica que provoca la adopción de la banda ancha.

El tercer camino es el que tomó nuestro país con el proyecto Argentina Conectada, y que consiste en la construcción de una red troncal estatal. Es el camino más largo y costoso, ya que requiere grandes inversiones y plazos de por lo menos dos años para tender la red y concretar los acuerdos con el resto de los operadores. Otros países, como Brasil, Colombia y Uruguay, también recorren este camino, que busca generar competencia en zonas donde el sector privado no lo ha hecho y permite crear planes de acceso para los hogares de menores recursos.

Los resultados de este estudio sugieren que se necesita un plan integral que contemple no solamente la creación de una red estatal, sino también un entorno regulatorio adecuado para incentivar la competencia y hacer realidad el objetivo de una Argentina plenamente conectada a las nuevas redes de comunicación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.