El crimen del periodista José Luis Cabezas. Los tres puntos oscuros que desvelan a la fiscal