Los turistas extranjeros prefieren recorrer la ciudad en bicicleta

Es saludable, rápido y permite llegar a los rincones de Buenos Aires, como los estadios de Boca y River
Julieta Paci
(0)
27 de enero de 2012  

A lo lejos se los ve pedalear con energía, los cascos brillan al sol y en poco tiempo la plaza San Martín se puebla de visitantes extranjeros. La bicicleta que lidera el grupo se detiene y el resto la imita. Los granaderos los observan sin decir una palabra y, en medio del revuelo, la guía turística, con una remera naranja que la distingue del resto, comienza a hablar en inglés.

Se trata de uno de los tantos grupos de turistas extranjeros que prefirieron recorrer la ciudad de una manera distinta: transitar las calles porteñas en una bicicleta, implementando una opción saludable, que no contamina y a su vez entretiene. Y que en muchos casos usan en sus lugares de origen como medio de transporte habitual.

"Hacemos este tipo de recorridos en cada país que visitamos y nos fascina. Lo bueno que tienen es que uno hace ejercicio, descubre lugares que en auto o en colectivo no vería jamás y es más rápido que caminar", explicó Frans Bakker, que llegó de Amsterdam para conocer la Argentina. "¡No podíamos irnos de Buenos Aires sin hacerlo!, agregó Ganny, esposa de Frans.

En Buenos Aires existen tres grandes empresas que ofrecen tours de este tipo: La Bicicleta Naranja, Bike Tours y Urban Biking. En los tres casos existen distintos recorridos por diversas partes de la ciudad. Visitas a San Telmo, al barrio de La Boca, Recoleta y Puerto Madero. Paseos por la Reserva Ecológica, los Bosques de Palermo, el Rosedal, el Hipódromo. Y los infaltables de siempre: la cancha de River Plate, la Bombonera, el Cementerio de la Recoleta, Plaza de Mayo y el Teatro Colón.

Los recorridos regulares duran entre tres y cuatro horas, hay turnos a la mañana y a la tarde, no existen restricciones de edad y todos recomiendan hacer reservas con anticipación. Además de las bicicletas, los servicios proveen cascos, sillitas para niños pequeños, bebidas, un seguro y guías turísticas que hablan inglés, español y, en algunos casos, portugués y alemán.

Mirta Vega, encargada de Bike Tours, contó que en el último tiempo el negocio creció mucho y que la mayoría de las personas que contratan los tours son europeos: holandeses, ingleses, españoles y alemanes. "Aumentó la cantidad de extranjeros que buscan hacer los recorridos. Antes con 7 bicicletas era suficiente, ahora necesitamos 90", dice Vega, quien asegura que "mucho de esto se debe a la gran cantidad de bicisendas y a las bicicletas amarillas [del gobierno porteño] que incentivaron a dejar los automóviles y pedalear". Sin embargo, la propuesta de la Ciudad no permite a los extranjeros alquilar bicicletas porque para poder hacerlo hay que demostrar un domicilio en el área metropolitana.

José María Oyharbide, creador de La Bicicleta Naranja, aseguró que el incremento es notorio y que en su caso comenzó con 15 bicicletas y actualmente tiene 120 en alquiler. Por su parte, Gabriel Gasparrou, de la empresa Urban Biking, explica que ayuda mucho al negocio que esté en debate el uso de las bicicletas y del espacio público. "A los turistas les gusta esta opción porque están en actividad constantemente, no como arriba de un colectivo o un auto, donde son pasivos. Acá se involucran con la ciudad, tienen contacto directo con la gente y hacen ejercicio", afirmó Sandra Budín, guía turística de La Bicicleta Naranja, mientras se prepara para salir de excursión.

De noche, también

Al ser una atracción en alza, Bike Tours decidió sumar una propuesta similar a la de su competidor Urban Biking: un recorrido por la Buenos Aires nocturna. "Nos dimos cuenta de que la noche porteña resulta muy interesante para los turistas. En el paseo nos centramos en la iluminación de las calles y los diversos edificios. Los atractivos principales son la avenida Corrientes, repleta de carteles luminosos, una visita al Obelisco, al Teatro Colón, a la Casa Rosada y, para finalizar, el grupo se despide tomando unas cervezas en un bar. El objetivo es dar a conocer la ciudad que no duerme nunca", dijo Vega.

LAS CLAVES

PRECIO

Entre $ 140 y $ 200. Hay descuentos para argentinos, consultar con cada empresa.

SERVICIO

Incluye cascos, sillitas para niños pequeños, bebidas, un seguro y guías turísticas.

RECORRIDO

San Telmo, La Boca, Recoleta, Puerto Madero, Palermo y el microcentro. Los paseos duran entre 3 y 4 horas, según el itinerario.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.