Los valles de Córdoba apostaron a festivales y espectáculos masivos