Macri vetará la ley que regula a los "trapitos"

El gobierno local considera que se debe prohibir esa actividad
Pablo Tomino
(0)
14 de diciembre de 2011  

Por un tiempo más, la actividad de los cuidacoches, o "trapitos, seguirá sin control ni sanción. El jefe de gobierno, Mauricio Macri , vetará la ley recientemente aprobada en la Legislatura porteña, que establecía la creación de un registro de "cuidadores de vehículos".

Así lo adelantó el jefe de gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien dijo que desestimará la ley porque no correspondía legalizar la actividad. "Nosotros intentamos que se prohibiera la actividad de los «trapitos» , pero no tenemos mayoría en la Legislatura; entonces, vamos a ejercer el derecho al veto que tiene el jefe de gobierno. Con esta ley se está permitiendo cobrar estacionamiento en lugares que son gratis. Si esos lugares son gratis, no tienen por qué cobrar. Además, no fija una tarifa, por lo que te pueden cobrar cualquier cosa", comentó el funcionario.

La ley, aprobada la semana pasada, establece la creación de un registro de cuidacoches interesados en participar del control del estacionamiento. Estos debían ajustarse a los lugares geográficos que determinaran las autoridades.

En tanto, aquellos que pretendían seguir cuidando vehículos en el espacio público sin la autorización que les confiere la inscripción en el registro y la posterior entrega de una credencial, según una reforma del Código Contravencional también aprobada, iban a ser sancionados con entre uno y dos días de trabajo de utilidad pública o multa de $ 200 a $ 400.

Y para quien exigiera retribución –como sucede habitualmente en distintos barrios y durante la realización de recitales y espectáculos públicos, cuando llegaron a exigir hasta $ 100– la sanción se iba a duplicar.

De todas maneras, Rodríguez Larreta dijo a LA NACION que en los próximos días el veto será publicado en el Boletín Oficial.

"En muchos casos, hay mafias detrás de los cuidacoches, según las denuncias que recibimos, y no se puede legalizar una actividad así. Queremos insistir el año que viene en la ley que intentamos sacar nosotros, que era la prohibición de esta actividad."

El proyecto original del macrismo planteaba una modificación dentro del artículo 79 del Código Contravencional, que se refiere a la prohibición de la actividad de los "trapitos" sin autorización legal y la inclusión de un artículo, el 79 bis, que impedía trabajar a los cuidacoches.

Rechazo

La oposición, como era de esperar, rechazó el veto del Poder Ejecutivo. El legislador Francisco Nenna, del Frente para la Victoria, dijo: "Macri reclama diálogo y consenso, pero veta las leyes que surgen de la discusión colectiva en la Legislatura. Así, el gobierno de la ciudad quiere penalizar una actividad de subsistencia, en vez de garantizar la inserción laboral y la contención social. El macrismo gobierna como si un pibe que limpia un vidrio y un ladrón fueran lo mismo".

El legislador porteño Juan Cabandié, presidente del Frente para la Victoria de la ciudad, expresó en un comunicado: "Si Macri veta la ley, beneficia a la mafia y perjudica a los vecinos de la ciudad". Y agregó: "La ley que Macri quiere vetar busca frenar las tarifas indiscriminadas y las situaciones de inseguridad que genera no contar con un servicio regularizado. Para ello, contempla la seguridad de los vecinos mediante el registro formal de los cuidacoches y el control del espacio público por parte del Estado", agregó.

En cambio, la ONG Defendamos Buenos Aires, que planteó una franca lucha contra la actividad de los cuidacoches en los barrios de la ciudad, había comenzado a reunir firmas para que se vete esa ley. "Estamos conformes con este veto porque, definitivamente, se debe prohibir la actividad", dijo su titular, Javier Miglino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.