Maleteros cortan el acceso a la terminal de Mar del Plata en pleno pico de arribo de pasajeros

Como consecuencia de la medida de fuerza, los pasajeros de larga distancia suben y bajan de los vehículos en las calles perimetrales a la estación
Como consecuencia de la medida de fuerza, los pasajeros de larga distancia suben y bajan de los vehículos en las calles perimetrales a la estación Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
(0)
12 de enero de 2020  • 00:00

MAR DEL PLATA.- De manera desprolija, y con cierto riesgo, los pasajeros descienden del ómnibus sobre la vereda de la avenida Luro casi San Juan, a más de 200 metros de la dársena cubierta a la que deberían haber llegado y no pudieron, porque desde la madrugada de anteayer el personal encargado de cargar y descargar equipaje bloqueó los accesos a la terminal ferroautomotora local en reclamo de ser tomados como empleados.

Hace más de un año y medio que exigen esa incorporación, sin embargo, no saben empleados de quién serían: si del concesionario de la estación o de las empresas de transporte de pasajeros a las que les brindan su servicio, que desde siempre han cobrado a voluntad. Su único ingreso es la propina que reciben de los pasajeros.

La manifestación había tenido su primer capítulo hace una semana, con el comienzo del año y el primer aluvión turístico. Duró siete horas y se levantó por los oficios del municipio, que se comprometió a interceder en busca de una pronta respuesta. O al menos de una negociación que abra camino hacia una solución de fondo. Pasaron los días y la paciencia otra vez se agotó. Por eso los maleteros volvieron a tomar sus bombos y cruzarlos sobre el ingreso a dársenas por la calle 9 de Julio. Fue a las 5 de la madrugada de anteayer, cuando comienzan a llegar los servicios que salen cada cinco o diez minutos desde la Capital y alrededores desde la medianoche.

"Acá estamos, acá seguimos, sin novedad alguna", confirmó, al cierre de esta edición, el dirigente gremial Carlos Amodey, vocero de estos 28 trabajadores.

"No es la primera vez que nos pasa, ya la semana pasada nos cruzamos con la misma protesta después de pasar acá Año Nuevo", cuenta un matrimonio de Ensenada, que anda por las boleterías en busca de saber no en qué dársena, sino en qué esquina deberá esperar el ómnibus que lo debe llevar hasta La Plata.

Desde el amanecer batieron los parches de sus tambores para llamar la atención de las autoridades. Amodey dice a LA NACION que antes del mediodía se acercó un enviado del Ministerio de Trabajo bonaerense para poner la dependencia a disposición. También un enviado del municipio, que poco puede aportar a la solución más que impulsar el acercamiento entre las partes. Pero ni los concesionarios de la terminal ni referentes de las empresas de transporte dialogaron con los manifestantes. Presumieron que podía haber avances con la presencia en la ciudad del gobernador Axel Kicillof y del ministro del Interior de la Nación, Wado de Pedro, que ayer compartieron el lanzamiento de un programa cultural bonaerense. "Ni vinieron, se ve que ni a la provincia ni a la Nación les importa lo que nos pasa ni la situación de los pasajeros", dijo Amodey.

Los ómnibus levantan pasajeros en las calles cercanas a la terminal
Los ómnibus levantan pasajeros en las calles cercanas a la terminal Crédito: Mauro V. Rizzi

Voceros del Ministerio de Transporte de la Nación, responsables de la concesión de la terminal, afirmaron a LA NACION que la demanda laboral es competencia del Ministerio de Trabajo provincial. Y que desde la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) ya se notificó al concesionario para que normalice la prestación de este servicio, contemplado en el artículo 108 del pliego y en el 24 del reglamento interno de esta terminal. Los manifestantes insistieron que hasta anoche nadie les había acercado propuesta de solución alguna.

La presencia de decenas de ómnibus alineados sobre la avenida Luro, entre San Juan y La Pampa, complica el tránsito en esa zona de alto movimiento vehicular y de peatones durante toda la jornada. Cuando cruzan grupos de pasajeros con sus valijas se insinúa el caos. "No sé quién va a responder si algo le pasa a algún turista por bajar en un lugar no habilitado", destaca un maletero.

Está bloqueado el acceso a las dársenas de la terminal
Está bloqueado el acceso a las dársenas de la terminal Crédito: Mauro V. Rizzi

Los maleteros consideran que, según el pliego de la concesión, la terminal debería tomarlos como empleados. El concesionario es Néstor Otero, el mismo de la estación de Retiro. Pero la respuesta que de esa parte reciben es que la relación de dependencia debe ser con las empresas de transporte. Hay una opción mediante una cooperativa de los maleteros y que facturen como monotributistas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.