Maltrato animal: las redes, aliadas en la condena pública contra el abuso