Manteros se resisten al desalojo

En medio de insultos y forcejeos, inspectores del gobierno porteño hicieron un nuevo operativo en la peatonal
Cecilia Millones
(0)
10 de enero de 2012  

"¡Chupamedias de Macri: díganle a su jefe que ésta no es la manera!", le dijo con furia un joven vendedor ambulante a otro joven, este último jefe de inspectores del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la ciudad, que caminaba acompañado por hombres y mujeres con chalecos verdes. "El operativo es contra la venta ilegal", le respondía el inspector mientras ambos se mezclaban en una marea de empujones, codazos y agresiones verbales en plena calle Florida, ante la mirada atónita de transeúntes y turistas, y en ausencia de personal de seguridad.

De esta manera, una nueva jornada de tensión se vivió en el mediodía de ayer en pleno microcentro porteño, cuando inspectores de Espacio Público realizaron un nuevo operativo en la calle Florida, y el cual terminó en duros cruces entre vendedores ambulantes e inspectores.

El hecho comenzó pasadas las 14 de ayer, cuando un grupo de 15 inspectores procedió a realizar este operativo con el que desalojaron los primeros puestos e incautaron mercadería en Florida al 400. Sin embargo, el clima comenzó a espesarse cuando, ya avanzados en la siguiente cuadra de la peatonal, los vendedores ambulantes defendieron sus paños para evitar el incautamiento.

De esta manera, los inspectores volvieron hacia la avenida Corrientes, seguidos por los vendedores, y ya en la intersección entre la peatonal y la avenida se desataron los empujones más significativos que luego darían por finalizado el operativo. "Cortamos el procedimiento porque no podemos trabajar así; estamos yendo contra la venta ilegal, aquellos que trabajan sin permiso en la vía pública, pero con 15 inspectores y sin apoyo de la fuerza pública es imposible", señaló a LA NACION Alex Campbel, director general de inspecciones de Espacio Público, quien estimó que durante el operativo se incautaron de unos 100 artículos de unos cinco puestos.

"No fue un desalojo, fue un intento de provocación y agresión por parte del gobierno de la ciudad, que busca tener una excusa para ingresar con la Metropolitana", señaló Javier, un artesano que confecciona mates y pertenece a la agrupación Vendedores de la ciudad libres e independientes, la cual defiende los derechos de vendedores ambulantes. "Esto es un juego macabro, ya que los 30 espacios públicos donde se pueden ejercer actividades feriales, permitidos por la nueva reforma, ya estaban habilitados. Y ahora no se están dando más permisos." Voceros de Espacio Público desmintieron ante LA NACION que la Dirección de Ferias y Mercados no esté otorgando permisos. Señalaron que aún hay puestos libres y que quienes se quejan es porque los quieren en las ferias más importantes.

El pasado 8 de diciembre se aprobó en la Legislatura porteña una ley que indica que "no podrá ejercerse el comercio en la vía pública sin permiso" y que "toda persona que quiera ejercerlo deberá inscribirse a tales fines en el registro que corresponda", y se establecieron 30 espacios públicos para actividades feriales. Se señaló además que quien realiza actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público es sancionado con multas de 500 a 60.000 pesos.

"Estos son operativos testimoniales que no sirven, y con los que hasta ahora sólo se mostró la ineficacia y la inoperancia del gobierno de la ciudad", indicó a la prensa Vicente Lourenzo, secretario de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). "Lo ilegal tiene que ser combatido, sino estamos yendo a un modelo de ciudad y país que tiende a la ilegalidad." La CAME inició ayer una campaña de afiches en vía pública para exigir al Ejecutivo porteño el veto de esta ley, que, según indicó, "en lugar de combatir la venta ilegal la promueve y establece parques y espacios públicos donde comercializar productos clandestinos".

Sin la Metropolitana

Ya el pasado 28, inspectores de Espacio Público habían realizado un operativo sin la Metropolitana, y en el que sólo se acercó un ecomóvil con un agente federal. Ayer, en tanto, sobre Corrientes y, a pocos metros de Florida, se encontraba estacionado un camión de la Policía Federal, el cual se acercó "en caso de tener que establecer el orden", pero que "no había recibido ninguna llamada por parte del gobierno de la ciudad".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.