Mar del Plata cerró enero con mal clima, pocas ventas y menos turistas

La ocupación no superó el 70%; la segunda quincena fue mejor que la primera, pero no logró empatar los valores y el movimiento registrado en 2016; en Cariló hubo una fuerte baja de inquilinos
Darío Palavecino
(0)
2 de febrero de 2017  

Las lluvias y los días nublados también afectaron la cantidad de turistas que disfrutaron de Mar del Plata
Las lluvias y los días nublados también afectaron la cantidad de turistas que disfrutaron de Mar del Plata Crédito: Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.- Enero se despidió con tormenta eléctrica. Febrero dio el primer paso entre lluvias y nubarrones. Nada es todo lo venturoso que se pretende en la costa atlántica, que cerró su período más fuerte de temporada con números muy similares a los del verano anterior. Eso significa un balance entre regular y malo, según el sector al que se golpea la puerta. La cantidad de turistas pudo haber sido parecida, pero lo indiscutible es la caída en las ventas y el perfil del visitante, reconocido en todos los destinos balnearios de la zona y cada uno de los rubros vinculados con la industria de las vacaciones.

El promedio de ocupación no superó el 70%, casi en sintonía con el mercado inmobiliario, con una significativa disminución en la cantidad de alquileres de casas y departamentos por temporada. El golpe más duro fue durante la primera quincena del año, que preocupó por la escasa demanda de alojamiento. La segunda mitad de enero fue la que trajo alivio, en particular con dos fines de semana muy fuertes ayudados por sol, altas temperaturas y acontecimientos muy convocantes. Entonces hoteles y paradores de playas vivieron por unos pocos días esa rareza de temporada que resultó trabajar a capacidad completa. Fue apenas una caricia para algunos sectores que no la están pasando bien.

Taxistas acusan un verano "muy pobre". Y autoridades de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata acaban de anunciar que establecimientos del ramo corren riesgo de cierre por la merma de huéspedes y las altas cargas impositivas que afrontan.

Juan Pablo Maissonave, presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata, señaló una primera quincena "mala" y la restante con un fuerte repunte. "Puede que la cantidad de gente sea similar al año pasado, pero el poder adquisitivo cayó y mucho", dijo a LA NACION. De uno a diez, un enero de cinco puntos. Aún con ofertas, promociones y liquidaciones anticipadas.

Caso cerrado este primer mes. La expectativa ahora es ver cuánto puede rendir lo que queda del verano. En particular este febrero, que el año pasado sorprendió y que tiene varios incentivos: precios hasta un 30% por debajo de los de enero, cierra con un fin de semana largo de carnavales -que ha sido el más exitoso de los feriados en los últimos años- y, lo más novedoso, por primera vez en mucho tiempo no está pisado por el inicio del ciclo lectivo, corrido ahora para el próximo 6 de marzo.

Chaparrones, truenos y los rayos de los últimos días opacaron el buen cierre que había logrado enero, con ocupación por encima del 95% en la hotelería de la costa atlántica.

"Ayudó que hubo más días con sol y la mejoría de clientela fue muy significativa en la segunda quincena", explicó a LA NACION el secretario de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra) de Mar del Plata, Pablo Pilafsidis. Los últimos dos fines de semana el sector trabajó casi al 100% de ocupación. Fueron el motor de la recuperación para un enero que dejaba mucho que desear.

La ruta 2, principal vía de comunicación entre la metrópoli y la costa atlántica, certifica menor movimiento. Durante el último mes pasaron por el peaje de Samborombón 1.199.306 vehículos. En enero de 2016 el mismo recorrido lo hicieron 1.220.953 automotores.

Más optimista es el informe preliminar de las autoridades del Ente Municipal de Turismo (Emtur). Afirman que durante enero pasaron por Mar del Plata 1,4 millones de turistas, lo que indicaría una mejora del 1,5% con respecto a igual período del año anterior. El promedio de pernocte es de 4/3 noches, con tendencia a la baja.

La referencia a la mitad final de enero es repetida. En gastronomía e inmobiliarias por fin aparecieron los días agitados, con demanda intensa y sostenida. "Así logró igualar el rendimiento de enero pasado", sostiene Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata. Reconoció que la primera quincena se trabajó un 15% por debajo de la del año anterior. Los indicadores en Pinamar resultaron muy similares.

Silvia Melgarejo, responsable de Constructora del Bosque, confirmó a LA NACION que Cariló cerró el mes por debajo de lo esperado, con ocupación del 70%. "Fue el verano de los propietarios", destacó sobre la merma de inquilinos. Afirmó que en la segunda quincena aparecieron turistas que la primera mitad del mes la pasaron en Brasil y Punta del Este.

Por Miramar la dinámica fue muy parecida. Carlos Pagliardini, secretario de Promoción Turística de General Alvarado, dijo que las expectativas eran muy conservadoras porque entendían que la oferta del exterior y los planes de financiación mellaban la competitividad de la costa atlántica.

Destacó a LA NACION que la demanda se fortaleció durante las últimas dos semanas con visitantes habituales del destino más el aporte de viajeros de las inmediaciones.

El cambio de mes en mitad de semana -sumado a la meteorología adversa- marcó un claro bache en el movimiento turístico de los distintos destinos. Los ojos están puestos ahora en lo que se pueda dar a partir de mañana y en particular, la primera quincena. Las reservas hoteleras para el período inicial son buenas y se potencian hacia fin de mes: para el fin de semana extra largo, a esta altura ya hay establecimientos con ocupación por encima del 90 por ciento.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.