Mar del Plata: una huelga de municipales paraliza la ciudad en el inicio de la temporada

La huelga de trabajadores municipales en Mar del Plata lleva más de un mes
La huelga de trabajadores municipales en Mar del Plata lleva más de un mes Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
(0)
6 de enero de 2019  • 19:03

MAR DEL PLATA.- En la calle se puede estacionar sin pagar ni temor al acarreo con grúas. También transitar sin mucho respeto a las normas porque no hay quien labre infracciones. En los centros de salud solo se atienden guardias y el mantenimiento de plazas, con suerte y cada tanto, lo hacen funcionarios con colaboración de alguna ONG. En plena temporada, camino al pico de ingreso de turistas, una medida de fuerza que los trabajadores municipales extienden sin límite a la vista tiene la ciudad funcionando desde hace un mes en modo de piloto automático.

Apenas unos pocos servicios esenciales se mantienen en pie en medio de un reclamo gremial que se reitera en paros o, como en este caso, retención de tareas. Eso significa asistir al lugar de trabajo y esperar a que pase el día sin atender obligaciones habituales de cada puesto.

Esta relación de diferencias constantes se da desde hace más de tres años, cuando asumió el gobierno municipal el intendente Carlos Fernando Arroyo. Después de una serie de propuestas mejoradoras para los haberes se ofreció anteayer aplicar por decreto un aumento del 14% retroactivo a diciembre último que el Sindicato de Trabajadores Municipales había rechazado esta semana.

"Cabe destacar que ésta decisión del Ejecutivo no cierra la discusión paritaria, dando de esta forma una nueva muestra de voluntad que se corresponde con las ocho propuestas realizadas desde el mes de octubre próximo pasado hasta el momento", dicen mediante comunicado desde la administración de Arroyo.

A la falta de prestación de servicios que afecta a todos los vecinos y turistas se suma la dificultad que el municipio tiene ahora para recaudar fondos porque sus empleados no trabajan. Al no haber inspectores en la calle ya no se cobra por estacionamiento medido, o al menos no hay personal en vía pública que fiscalice que los vehículos hayan abonado por el tiempo de aparque. Eso significa que tampoco se labran infracciones, por lo que no habrá multas por cobrar, otro rubro que genera recursos a las arcas públicas locales.

Extremos de esta protesta se dan en el cementerio municipal, donde las sepulturas son un problema sin obreros disponibles. Funcionarios del gabinete, por ejemplo, se encargaron de encajar en un nicho el féretro de una víctima de homicidio. También reparten comida a merenderos o abren un estadio para que un partido de básquet oficial no sea reprogramado.

La Orquesta Sinfónica Municipal, que para esta semana tenía prevista una presentación en una sala teatral privada, suspendió su función por la vigencia de esta medida de fuerza que continúa por tiempo indeterminado. Lunes y martes habrá asamblea de delegados en el gremio y resolverán como sigue el conflicto.

La respuesta del intendente

"No quiero endeudar más a los vecinos pagando lo que no puedo pagar", dice el intendente Arroyo y recuerda que le llevó tres años volver a pagar en fecha, después de un inicio de gestión con ayuda provincial. Hoy los sueldos están al día. "Lo más fácil sería aumentar las tasas, pero eso iría en contra de la administración y de los contribuyentes", advirtió.

El gobierno provincial había intentado mediar en busca de una solución. Convocó a las partes en la ciudad de la Plata y desde el ámbito del Ministerio de Trabajo bonaerense se buscó conciliar posturas. También allí fue imposible. Por eso los funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal se hicieron a un lado porque veían que existía poca voluntad de acuerdo.

Tampoco corrieron el cuerpo en su totalidad y siguen de cerca las derivaciones de esta tensa relación entre Arroyo y los empleados municipales. El Ministerio de Gobierno bonaerense acaba de intervenir por segunda oportunidad consecutiva para extender vigencia de carnets de conducir vencidos y que no pudieron ser renovados durante el último mes debido a esta medida de fuerza de trabajadores de la comuna. La prórroga fue primero por 15 días y ahora por otros 10.

Vecinos reclaman también porque perdieron turnos que tenían con profesionales médicos de centros sanitarios municipales y, más grave aún, porque no pueden recibir vacunas de calendario obligatorio. La atención en esos espacios solo se limita a urgencias.

Desde el gremio que conduce Antonio Gilardi no están dispuestos a cerrar una paritaria que los mantenga alejados del índice de inflación de 2018, que cerró en casi un 50% anual. Con este aumento por decreto que cobrarán entre hoy y mañana llegan a un mejora anual del 32%.

Pero más allá de la mejora salarial hay otras demandas por las que esperan respuestas y complican aún más cualquier acuerdo posible. Reclaman pase a planta permanente de personal contratado, restitución de una bonificación que se retiró hace pocos meses a docentes municipales, pago de vacaciones a municipales jubilados y bonificación por 25 años de servicio, entre otros ítems.

Posible demanda

Hernán Mourelle, secretario de Hacienda que durante el último año aplicó ajustes que le permitieron volver a pagar salarios en fecha pero que se desgastó en cruces y enfrentamientos con múltiples sectores, dijo en las últimas horas que el municipio evalúa demandar al Sindicato de Trabajadores Municipales debido a los perjuicios que sufrió la comuna por esta medidas de fuerza. Solo en diciembre se habrían dejado de recaudar casi 20 millones de pesos por el quite de colaboración del personal.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.