Mar del Plata, tomada por los turistas