Su médico dice que está deprimido. Maradona, enfermo, espera que la Justicia lo deje salir del país