Marcha en Lanús por el asesinato de una bioquímica

Hubo quejas e insultos contra el jefe de la dependencia; pidieron la presencia de Scioli
(0)
8 de diciembre de 2009  

El homicidio de la bioquímica Ana María Castro dio paso anoche a otra marcha en reclamo de seguridad. Esta vez fue en Lanús, donde la mujer, de 54 años, fue asesinada anteayer de un tiro. Castro, que vivía en Necochea y se encontraba de visita en casa de familiares, recibió un disparo en la nuca cuando se activó la alarma de su auto en el momento en que era asaltada por dos delincuentes que iban en moto.

La policía bonaerense busca a dos sospechosos, de 17 y 22 años, de los cuales hay sendos identikits. Pero eso no fue suficiente para contener el enojo de los vecinos de Lanús, que anoche se manifestaban frente a la Jefatura Departamental Lanús. El jefe de esa dependencia, comisario mayor Carlos Giordano, tuvo que hablar en persona con los vecinos, entre quejas e insultos.

Giordano explicó que consideraba "justo" el reclamo de los vecinos, pero explicó que su oficina "tiene muchísimo trabajo, realiza innumerables allanamientos y tiene los calabozos llenos de detenidos".

El asesinato de Castro, que ayer fue inhumada en el cementerio de Necochea, tuvo un nivel de alevosía que alarmó a las autoridades. El superintendente general de la Zona Sur de la policía bonaerense, Mario Valente, sostuvo que los autores son "descerebrados".

Y agregó: "Si la irracionalidad en términos absolutos existe, ésta es una muestra, porque estos sabandijas le pegaron un tiro en la cabeza a una señora que, aun cuando se hubiera resistido, estos muchachones la podrían haber reducido con absoluta facilidad para llevarse el auto". El vehículo, finalmente, no fue robado.

Durante la manifestación, los vecinos de Lanús plantearon que querían la presencia en el lugar del gobernador Daniel Scioli, para transmitir sus quejas hacia el máximo nivel político. Mientras la protesta tenía lugar, en la Cámara de Diputados bonaerense se aprobaba un proyecto de ley para controlar la actividad de los desarmaderos y evitar, así, su incidencia en el aumento del robo de autos. Resta el voto en el Senado.

Una de las vecinas que acompañaron por la mañana a la familia de la bioquímica comentó: "A partir de las ocho de la noche no salgo más. Lanús es un foco de drogadictos".

Un empleado de un comercio cercano al lugar del crimen agregó: "La semana pasada, ahí en General Ferré y Pichincha, les robaron el auto a dos chicas, a las que por suerte no les pasó nada".

La indignación de estos vecinos se sumó a la vivida días atrás en Wilde y en Derqui, ante otros asesinatos de mujeres, y anticipa la convocatoria a una marcha al Congreso contra la inseguridad, que se realizará mañana, entre las 18 y las 21.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.