Marissa Mayer, una mamá-CEO polémica

Generó un debate al pasar de Google a Yahoo! y al día siguiente anunciar que espera un bebe
Hernán Iglesias Illa
(0)
21 de julio de 2012  

Nueva York.- Marissa Mayer, una ingeniera rubia de 37 años tan fanática de las computadoras como de los vestidos de alta costura, hizo dos anuncios sorpresivos esta semana. El lunes dijo que dejaba Google, adonde había llegado en 1999 (cuando la empresa tenía solamente 19 empleados y ninguna ingeniera), para convertirse en presidenta y CEO de Yahoo!, la vieja pionera de Internet que lleva varios años dando tumbos.

El martes, su primer día como máxima ejecutiva de Yahoo!, Mayer anunció que estaba embarazada y que esperaba su primer hijo (está casada con el director de un fondo de capital de riesgo) para fines de octubre. La noticia se expandió tan rápido como la de su nombramiento. En un país donde no existe la licencia de maternidad obligatoria y donde durante décadas las mujeres han luchado por obtener derechos laborales equivalentes a los de los hombres, el doble anuncio dejó perplejo a más de uno. ¿Realmente había contratado Yahoo!, que necesita cirugía mayor urgente, a una mujer embarazada para ser la jefa del quirófano? ¿No le sería más útil alguien que pudiera dedicar el 100% de su tiempo y energía en el próximo año?

Lo más sorprendente, en todo caso, fue que nadie en la empresa pareció hacerse estas preguntas o prestarle demasiada atención al asunto. Mayer no es la primera CEO mujer de una gran empresa tecnológica (eBay, HP, IBM y la propia Yahoo! tienen o tuvieron presidentas mujeres), pero sí es la primera CEO de una empresa del Fortune 500 (las 500 más grandes de Estados Unidos) que se declara embarazada. Aun así, Yahoo! dijo que el futuro parto de su máxima ejecutiva no interferirá en sus planes corporativos. "Me gusta mantenerme al tanto de lo que pasa", aclaró la propia Mayer. "La licencia de maternidad sólo será un par de semanas, en las que probablemente, además, voy a trabajar desde casa."

Estas declaraciones de Mayer generaron un debate casi instantáneo sobre su caso. De un lado estaban quienes señalaban que se trataba de una buena noticia para las mujeres, porque una gran corporación había elegido contratar a Mayer a pesar de su embarazo. Para otros, en cambio, el hecho de que sólo le dedicará dos semanas a su bebe conspira contra los reclamos de extender las licencias de maternidad pagas. Rosalind Chait, investigadora de la Universidad de Brandeis, prefiere otro foco: "Si fuera un varón el designado para este trabajo y su mujer estuviera embarazada, nadie diría nada. Nadie estaría hablando del tema".

En cualquier caso, el trabajo que le espera a Mayer es brutal. Yahoo!, una de las reinas de la primera Internet, a fines de los años 90, ha tenido problemas para ajustarse a la nueva Internet de las redes sociales y la publicidad personalizada. Es el pato de la Web: nada, vuela y camina (tiene correo electrónico, portal de noticias y motor de búsqueda), pero no hace ninguna de estas cosas demasiado bien. Primero le pasó por encima Google; más recientemente, Facebook. ¿Qué puede ofrecer Yahoo! en la Internet de hoy? La incapacidad de la empresa para responder esta pregunta ha contribuido a su alta rotación de ejecutivos: Mayer será el quinto CEO en cinco años. Reemplaza a un interino que había reemplazado a un tipo que había mentido en su currículum y que a su vez había reemplazado a una mujer, Carol Bartz, despedida el año pasado por malos resultados.

Durante sus años en Google, Mayer creó uno de los rasgos más emblemáticos de la Web: la pantalla minimalista y de fondo blanco de Google.com. Hace unos años le preguntaron por qué había decidido hacerlo así. "Google tiene tantas funciones como una navaja suiza", respondió. "Pero en nuestra página de inicio preferimos mostrarla cerrada, porque es simple y elegante. Muchos de nuestros competidores, en cambio, parecen navajas suizas abiertas. Y eso puede parecer intimidante o dañino". El principal de aquellos competidores, con todas las funciones de la navaja a la vista, era, por supuesto, el portal de aterrizaje de Yahoo! El mismo que desde ahora tiene la tarea de limpiar.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.