Martín Caparrós, sobre Panamá Papers: "Lo raro es creer que los grandes capitalistas tengan todo declarado"

El periodista y escritor habló sobre su nuevo libro, La Crónica, mientras cuestionó al Gobierno, a la gestión kirchnerista y a las nuevas formas de hacer periodismo
(0)
8 de abril de 2016  • 02:33

Martín Caparrós , uno de los narradores latinoamericanos más importantes y que vive hace un par de años en España, habló con la periodista María O'Donell para promocionar su último libro, La Crónica, que escribió durante los últimos años en el país europeo, y dedicó un tiempo a reflexionar lo que piensa de la clase dirigente del país -tanto del gobierno macrista como del kirchnerista-, sobre la investigación Panamá Papers y las nuevas formas de hacer periodismo.

"Es bueno mirar las cosas desde otro lado, a veces", dijo el autor. "Me fui [de la Argentina] por varias razones; los argentinos tenemos una fuerte tendencia al ombliguismo provinciano. Me parece que un antídoto contra eso es ver las cosas desde otro lado para recalibrar aquellas cosas que nos parecen tan importantes y que vistas con otra perspectiva quizás pasan a ser nimiedades. Ya había escrito bastante sobre el kirchnerismo y sus maneras de operar y me daba la sensación de que ya había escrito todo lo que podía escribir sobre eso, y que había pensado todo lo que podía pensar sobre él. Así que casi que me aburrí de mí mismo, postulando que en este país vivimos como una calesita, siempre dando vueltas y vueltas y vueltas... donde todo se repite una y otra vez".

En la Argentina vivimos como una calesita, siempre dando vueltas y vueltas y vueltas...
Martín Caparrós

Caparrós se ubicó rápidamente en su lugar del espectro político y golpeó al kirchnerismo: "El otro día un periodista me preguntó por qué no fui kirchnerista siendo alguien progresista, y le dije que no soy progresista, soy de izquierda, y que justamente no fui kirchnerista porque soy de izquierda y no veía ninguna razón para apoyar a un gobierno que, teniendo todas las posibilidades de hacerlo, no hizo el menor cambio en la estructura social y económica de la Argentina, y que más bien prorrogó o prolongó las injusticias que se vienen ahondando en los últimos 40 años y les agregó, además, condimentos un tanto espantosos de autoritarismo, de corrupción y de malversación de un discurso que quería plantearse como de izquierda y que lo que hacía era deslegitimar toda posibilidad de sostener seriamente ese discurso (...) Al malversar ese discurso de izquierda incitaron a que gran parte de la población no quiera escuchar más las cosas de las que ellos hablaban".

Es evidente que cualquiera que sea dueño de una gran empresa, banco o corporación, va a tener dineros en lugares confusos
Martín Caparrós

A la vez, calibró la aguja de su brújula política y compartió su opinión acerca de las primeras medidas del gobierno de Mauricio Macri: "Al principio estaba más difícil de captar. En los últimos días se han venido definiendo más cosas, lo veo más de derecha. Los aumentos que se vienen dando son una manera de encarar los problemas económicos de la derecha. A una familia de clase alta o media-alta no le cambia mucho la vida [el aumento en las tarifas de transporte, agua, luz y gas]. A una familia de clase media-baja o baja, le puede cambiar radicalmente la economía".

"Supongamos que esas medidas eran indispensables, como seguramente lo eran...pero un gobierno con otra idea sobre el funcionamiento social podría haberlas acompañado con medidas que vinieran a decir, bueno, no ponemos todo el esfuerzo sobre los más pobres. Daría la sensación de que todo el esfuerzo está depositado en los más pobres, eso es una característica más clásica de lo que llamaríamos un gobierno de derecha", expresó.

Y agregó: "Es difícil para un intelectual sentir afinidad con un movimiento que trata de simplificar al máximo los discursos posibles, que intenta no pensar crítica y profundamente sobre la realidad sino que se contenta con dos o tres slogan rápidos".

Sobre Panamá Papers y el nuevo periodismo

Para Caparrós, siempre existieron periodistas dispuestos a aportarle nuevas místicas al oficio de escribir para informar, por lo que considera que el periodismo de datos es "una de las nuevas místicas del periodismo". Aunque aclaró, ante la clásica imagen del cigarrillo en las salas de redacción, que "lo novedoso es trabajar colectivamente".

En esa línea, y destacando la investigación denominada Panamá Papers, de la cual participó LA NACION junto a varios medios internacionales -y que expuso a varios líderes políticos mundiales como el primer ministro islandés Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, el primer ministro británico, David Cameron y hasta al presidente Mauricio Macri -, Caparrós sentenció: "Hay algo un poco ingenuo en todo esto. Es evidente que cualquiera que sea dueño de una gran empresa, banco o corporación va a tener dineros en lugares confusos".

"Lo de Mauricio Macri no me sorprendió absolutamente nada, es como empujar puertas abiertas. Lo raro es que creamos que los grandes capitalistas tienen todo declarado y que son transparentes...para empezar, sabemos que todos ellos trabajan con batallones de asesores y expertos contadores y abogados para ver cómo pueden pagar lo menos posible aprovechando todos los agujeros de la ley. Se supone que es legal, luego pensemos si es legítimo", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.