Buenas perspectivas. Más gente de la esperada en Bariloche