Más peritajes por el triple crimen

El fiscal Bidone ordenó estudios de ADN; dijo que un testigo habría sido inducido al suicidio
(0)
27 de diciembre de 2009  

Antes de avanzar con las pistas que apuntan a dos empresarios vinculados con la mafia de los medicamentos robados y con el tráfico de efedrina, como instigadores del triple asesinato ocurrido en General Rodríguez, el fiscal que investiga esa masacre espera los resultados de una serie de peritajes y cruces de información aportadas por testigos.

Uno de los elementos esperados por el fiscal de Mercedes, Juan Bidone, es el análisis de ADN de los restos de sangre encontrados en la casa situada en Videla 631, Quilmes. Allí, según la hipótesis que impulsan los investigadores, habrían sido asesinados Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, el 7 de agosto de 2008.

Esa vivienda fue allanada hace una semana y pertenece a Cristian Lanatta, uno de los cuatro sospechosos detenidos el lunes pasado por su presunta vinculación con los tres homicidios.

Según fuentes judiciales, los restos de sangre fueron hallados en diversos sectores del taller instalado en la vivienda, que era frecuentado por policías bonaerenses. El recinto donde se preparaban automóviles de competición estaba insonorizado con paneles acústicos y había sido pintado recientemente.

Para seguir avanzando el fiscal necesita las conclusiones del estudio de ADN de los restos de sangre, con el fin de establecer si pertenecen a Forza, Ferrón y Bina.

El mismo estudio se realizará en otros vehículos secuestrados en poder de los hermanos Víctor y Marcelo Schillaci, también detenidos junto con el militante del PJ quilmeño Martín Lanatta.

Tanto Bidone como el abogado Miguel Angel Pierri, que representa a las familias de las víctimas, sostuvieron durante la última semana que existió una organización importante que se encargó de asesinar a Forza, Ferrón y Bina.

Esto significa que el círculo de sospechosos no se cerraría con los cuatro imputados apresados, sino que, en la segunda fase de la investigación, se concentrará la atención en reunir pruebas para fundar las órdenes de captura contra los instigadores.

Con respecto a Emiliano Marcos, el testigo que aportó un dato clave que permitió la detención de los cuatro imputados quilmeños, el fiscal Bidone dijo ayer, en declaraciones difundidas por Radio Mitre, que lo habrían instigado al suicidio. Un allegado a Marcos dijo a La Nacion que lo había amenazado un policía.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.