Mató a una chica: 18 años de prisión

El penado confesó que quemó el cadáver
(0)
17 de julio de 2007  

BAHIA BLANCA.- La Justicia condenó a 18 años de cárcel al autor de la muerte y descuartizamiento de una joven de 15 años, hecho ocurrido el 16 de octubre de 2004 en la vivienda del homicida, en Ingeniero White.

Pablo Víctor Cuchán, de 28 años, fue juzgado responsable del delito de homicidio simple en perjuicio de Luciana Moretti, según lo determinó el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1, integrado por los jueces Mario Lindor Burgos, Hugo Alberto de Rosa y Miguel Alberto Adrover, este último por excusación del juez Enrique Montironi.

El homicida admitió la semana pasada, ante el tribunal, que incineró el cuerpo de la menor luego de haber comprobado que había fallecido por una sobredosis de cocaína. Dijo, en su relato, que había colocado el cuerpo en la parrilla del quincho de su familia y que, aprovechando la ausencia de sus padres, tomó la decisión de rociarlo con combustible y quemarlo con leña.

Sólo el cráneo de la menor fue hallado días más tarde del homicidio, en un descampado. Hasta el momento, no fue posible encontrar el resto de los huesos. Cuchán dijo ante el tribunal que los había arrojado en una bolsa de nylon, frente al frigorífico San Martín, de Ingeniero White, pero los allanamientos y rastrillajes posteriores dieron resultados negativos.

La fiscalía había pedido la pena máxima prevista para el homicidio simple en el Código Penal (25 años) y la defensa de Cuchán, la absolución, por considerar que no estaba probado que Cuchán hubiera sido el autor de la muerte y que lo que hizo con el cadáver no está tipificado como delito en el Código.

El tribunal manifestó: "Se encuentra acreditado que en el domicilio de Juan José Valle 3656 se dio muerte a la menor Luciana Jimena Moretti, encontrándose parte de los restos de la nombrada [y que] el autor penalmente responsable del hecho descripto fue el procesado Pablo Víctor Cuchán".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.