Matrimonio homosexual: las razones de los Kirchner

Fernando Laborda
Fernando Laborda LA NACION
(0)
13 de julio de 2010  • 01:05

Video

Muchos se preguntan por qué Néstor y Cristina Kirchner han convertido la inminente votación en el Senado por el proyecto de matrimonio entre personas del mismo sexo casi en una batalla personal.

¿Por qué han hecho de este tema su bandera cuando en tantos años en el poder no parecieron preocuparse por él y ni siquiera mencionaron la cuestión durante la campaña electoral de 2009, tras la cual Néstor Kirchner alcanzó su actual banca en la Cámara de Diputados?

¿Por qué, finalmente, se han lanzado a una campaña tendiente a forzar a algunos senadores oficialistas a votar incluso en contra de sus convicciones, en un tema en el cual, originalmente, la libertad de conciencia iba a prevalecer sobre la disciplina partidaria?

Tres razones pueden explicar esta tan llamativa actitud militante de los Kirchner a favor del matrimonio homosexual.

  • La primera es su pensamiento de que consolidaría un supuesto perfil progresista, que los Kirchner tratan de afianzar tras la derrota en las elecciones legislativas, procurando que a la izquierda de ellos no haya alternativa más atractiva e intentar seducir a sectores medios urbanos.
  • La segunda es su creencia de que la cuestión iba a profundizar las divisiones en la oposición, algo clave en la estrategia electoral del oficialismo con miras a los comicios presidenciales de 2011.
  • Y la tercera es que Néstor Kirchner ha visto en esta lucha legislativa una fórmula para ganarle una pulseada al cardenal Jorge Bergoglio. Un objetivo en el que no hay dudas de que su esposa lo acompaña, por cuanto en los últimos días ha resuelto salir a enfrentar a la Iglesia públicamente.
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.