Mendoza: el drama detrás de la muerte del bebé arrollado por un colectivo

Thiago Yahir Videla tenía un año y ocho meses
Thiago Yahir Videla tenía un año y ocho meses
Pablo Mannino
(0)
31 de octubre de 2019  • 13:10

MENDOZA.- La tragedia golpeó fuerte en un barrio vulnerable de Mendoza y reveló un drama familiar: el bebé de un año y ocho meses que murió atropellado por un micro la madrugada del miércoles había ido a un merendero a pedir un vaso de leche a la medianoche. Así, de regreso a su hogar, solo con la compañía de hermanitos y primos, el menor encontró la muerte.

En este contexto, surgió la polémica por la ausencia de los padres en ese momento, quienes están separados, y las condiciones socioeconómicas en las que vivía el menor, en la comuna de Las Heras.

La muerte de Thiago Yahir Videla reveló también el problema de subsistencia alimentaria que padecía el niño, ya que los vecinos son testigos del pedido de ayuda que había realizado su madre en el barrio, con carteles fotocopiados, para poder mantenerlo.

Mientras, fuentes de la investigación aseguran que la madre se encontraba en casa de otro familiar la noche del trágico accidente, en tanto, el padre del menor estaba trabajando en una panchería de la zona. Por eso, Thiago junto con sus hermanitos y primos decidieron ir hasta el merendero que siempre les abría las puertas, aun a altas horas de la noche.

La mamá del menor había pedido ayuda económica entre los vecinos del barrio para poder mantener a su hijo.
La mamá del menor había pedido ayuda económica entre los vecinos del barrio para poder mantener a su hijo.

"El bebé estuvo en mi casa pidiendo leche. Mi casa y mi merendero Lechucita Encantada es su segundo hogar. Sea la hora que sea yo los atiendo. Y les doy lo que puedo. Esta vez fue poquito: no tengo ya mercadería. No tengo recursos y funciono con donaciones privadas, prácticamente. Estoy con un fuerte ataque de asma y no los acompañé a su casa como siempre", expresó conmocionada Iris Pucheta, encargada del comedor, quien aseguró que los niños no debían cruzar la calle porque viven sobre la misma vereda. Pero, esta vez, el pequeño caminó hacia los vehículos. "Me siento responsable y dolida. Ya no va a venir con su mamadera a golpear la mesa ni va a cambiar la música por que no le gustaba. Dejen de estirar los deditos y juzgar, ya que no hacen nada por ayudar al vecino", completó indignada por los comentarios que se multiplican por las redes sociales criticando a la madre de Thiago.

Por tal motivo, el gobierno provincial, a través de un órgano de Protección de Derechos, realizará una intervención para determinar qué medidas se tomarán con los menores y el rol que ocupará la Justicia en el caso, sobre todo con los padres.

En tanto, el chofer del colectivo, de 29 años, fue puesto en libertad, ya que se demostró que no tenía responsabilidad en el hecho. Tras el mortal siniestro, varios vecinos de la zona habían apedreado la unidad que conducía, acusándolo de no haber evitado la tragedia. También hubo ataques a otros colectivos que circulaban por el lugar, en las intersecciones de las calles Lisandro Moyano y Paso de los Patos, donde ocurrió la muerte.

A pesar de que Thiago fue llevado de inmediato al Hospital Ramón Carrillo, a pocos minutos del lugar, los médicos constataron que ya no tenía signos vitales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.