Mendoza le rinde homenaje a la Virgen de Lourdes y recibe el saludo del Papa

El peregrinaje de los fieles
El peregrinaje de los fieles Crédito: AICA
Pablo Mannino
(0)
11 de febrero de 2020  • 12:34

Los mendocinos se rinden a los pies de la Virgen de Lourdes, patrona de los enfermos. En una tradicional y multitudinaria peregrinación, llegan hasta el santuario, en los cerros del Challao, en la comuna de Las Heras, no sólo para venerarla y agradecerle, sino para hacerle pedidos concretos: salud y trabajo. También, el papa Francisco se sumó a las celebraciones, con un sentido mensaje en un video, al que accedió LA NACION.

"Les envío un saludo a todos ustedes que van al santuario a rezarle a nuestra madre de Lourdes. A veces nos portamos bien, y a veces no tan bien; pero ella sigue siendo nuestra madre y nos quiere igual. En este día especial, a todos ustedes, peregrinos y fieles del santuario, les mando mi bendición. Y les pido, por favor, que recen por mí", expresó el Sumo Pontífice, quien es amigo personal del padre Gustavo Larrazábal, director del santuario, quien también le dirige el saludo.

Aunque la lluvia amenaza durante todo el trayecto, tal como viene ocurriendo en años anteriores para esta fecha, los feligreses, de diversas partes de la provincia, no dudan en acercarse para rezar y realizar ofrendas a la Inmaculada. En esta oportunidad, el lema de la fiesta es "Madre, ayúdanos a sentir el gusto espiritual de ser pueblo". Durante toda la jornada se realizan diversas actividades: desde el rosario a primera hora hasta una serie de misas hasta la tarde, cuando se efectúa la ceremonia por los enfermos. Luego, a las 21 se hace la Procesión con la imagen de la Virgen desde los portones del Parque General San Martín hasta el santuario. Finalmente, a las 23, se completa la jornada religiosa con la Santa Misa de clausura, presidida por el monseñor Marcelo Daniel Colombo.

"Venimos a agradecerle a nuestra virgencita por todos los favores que nos hizo durante el año. Y siempre, aprovechamos para pedirle que nos dé fuerzas para seguir adelante. Primero mucha salud, y después trabajo para nuestra familia y las de todos los mendocinos", contó a LA NACION, Antonia Sánchez, oriunda de Guaymallén. "Es un día especial para reflexionar y sentir más de cerca la fe, a los pies de nuestra señora. Es un honor y una bendición ir hasta el santuario, para agradecerle, pero también para pedirle en estos momentos tan complicados del país, para que todos los argentinos no sufran", acotó otra peregrina, Miriam, de Las Heras.

El padre Gustavo Larrazabal indicó que "el lema pertenece a una exhortación apostólica del Papa Francisco, en donde se desarrolla el verdadero gusto de sentirnos pueblo, ya que en la fe no caminamos solos. Todos los bautizados estamos llamados a ser el pueblo de Dios, que peregrina para transformar el mundo según la propuesta de Jesús en el evangelio". Asimismo, reflexionó: "Queremos como cristianos ser servidores, buscamos que la gente pueda ser escuchada y reciba la bendición del altísimo, queremos que la gente reciba la ternura de la Madre, que escucha las peticiones, nos cura con su manto y nos protege".

Como parte de las conmemoraciones por el 162º aniversario de las apariciones de Nuestra Señora de Lourdes, la comunidad mendocina veneró a la patrona de los enfermos. La aparición de la Virgen a Santa Bernardita en la villa francesa de Lourdes, es uno de los hitos más destacados del calendario religioso católico de Mendoza, que convoca a una multitud de fieles.

Un poco de historia

A orillas del río Gave, en la villa francesa de Lourdes, el 11 de febrero de 1858, Santa María madre de Jesús se manifestó de "manera directa y cercana", apareciéndose ante una niña de 14 años, llamada Bernadette (Bernardita) Soubirous.

La menor había salido a buscar leña con un grupo de amigas, debiendo atravesar un río. Como la niña padecía de asma, no podía meter los pies en el agua fría, por lo que se quedó a un lado del río mientras las demás chicas iban a buscar la leña. Allí, en ese instante, vio a la Virgen María, y rezaron juntas.

Este tipo de episodios se repitió durante cinco meses y en 18 ocasiones. Durante ese lapso, buena parte de la población se acercaba a rezar junto a la pequeña para tratar de observar a María, pero ella sólo se le aparecía a Bernardita. Por tal motivo, en reiteradas ocasiones la pequeña fue víctima de burlas por parte de las autoridades del pueblo. Pero, ella se mantuvo firme en su fe, sobre todo en el especial pedido que la Virgen le había encargado: la construcción de una capilla.

El sitio donde apareció la Virgen de Lourdes en Francia se ha convertido en el santuario más visitado de Europa. Infinidad de enfermos han confesado ser sanados en las aguas milagrosas de Lourdes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.