Menos turistas argentinos en Brasil

En Florianópolis calculan que la merma será de 240.000 visitantes respecto del año último; bajan las tarifas un 10 %
(0)
23 de diciembre de 2001  

FLORIANOPOLIS, Brasil.- A raíz de la crisis económica argentina, el sector turístico brasileño calcula pérdidas de casi U$S 156.000.000. Es que, según cifras oficiales de Embratur, ente de turismo del gobierno brasileño, caerá en un cincuenta por ciento la cantidad de visitantes argentinos.

Favorecidos por el cambio, durante el último verano, un millón seiscientos mil turistas argentinos pasaron en Brasil sus vacaciones. Pero este año, por la crisis, calculan que a las playas brasileñas llegarán no más de 800.000 turistas argentinos.

Del total de argentinos que viajaron a Brasil, 482.000 visitantes eligieron las playas de Florianópolis y de Camboriú, en el Estado sureño de Santa Catarina. Esta cifra revela que la mayor cantidad de turistas extranjeros que visita la isla son de nacionalidad argentina y que los visitantes argentinos representan el 18 por ciento de los turistas que pasan sus vacaciones en la promocionada "ilha".

En diciembre, enero y febrero últimos, esos visitantes gastaron en los comercios de esta ciudad U$S 94.000.000 de dólares, a un promedio de 28 dólares por persona y por día. Según las estadísticas del organismo de turismo del Estado de Santa Catarina, cada turista argentino que llegaba a estas playas permaneció al menos siete días.

"Debido a que las agencias argentinas cancelaron el 50 por ciento de las reservas, los empresarios hoteleros e inmobiliarios de Florianópolis apuntaron al mercado local y bajaron las tarifas casi un diez por ciento", explicó Flavio de Almeida Coelho, presidente del Santur, molesto por una supuesta campaña de desprestigio contra Florianópolis lanzada desde la Argentina.

"Acá no hay hepatitis ni fiebre amarilla, son todas mentiras. Esta temporada mejoramos todos los servicios. Enseñamos a los policías a que hablen español, lo mismo que a los taxistas, y en cuanto a la seguridad, el gobernador Esperidiao Amin, compró 380 automóviles nuevos para la policía, que ya cuenta con 14.000 efectivos", agregó Coelho.

Para esta temporada los alquileres de las casas para cinco personas está entre 35 y 65 dólares por día. El primer valor corresponde a un departamento en la Barra da Lagoa, en la zona este de la isla y a 20 kilómetros del centro de Florianópolis.

Mientras que el segundo precio corresponde a un departamento con servicio de hotel, pileta de natación y cancha de tenis en un apart de Canasvieiras, la playa situada en el norte de la isla que se convirtió en el lugar preferido por los argentinos debido a sus aguas cálidas.

Aunque no espera un gran aluvión de turistas argentinos, por la rúa Milton Leite da Costa, de Canasvieiras, había varios ómnibus estacionados y la noche anterior arribaron desde La Plata, la Capital Federal y Rosario.

También comenzaron a aparecer, por la avenida De las Naciones -la principal arteria de este balneario- automóviles con patentes argentinas. Vale recordar que, según las cifras del Setur, el 85 por ciento de los argentinos llegan por carretera y el 15 por ciento restante en los 650 vuelos charter, procedentes de diversas ciudades de la Argentina, que aterrizan durante el verano en el aeropuerto internacional de Florianópolis.

"Por la crisis, esta temporada no viene bien con el turismo de nuestro país. La agencia que en octubre reservó diez departamentos canceló cinco y postergó los pagos", expresó Anabel Moscati, del apart hotel Elite Country.

Para los que vengan en automóvil, el cónsul argentino en esta isla, Valdo Amadeo Palmai, realizó una recomendación muy importante: "Respeten las normas de tránsito y traigan efectivo en reales para pagar las multas, que son muy costosas.

"Este año los tres Estados del sur brasileño: Paraná, Río Grande do Sul y Santa Catarina, informatizaron el sistema de infracciones de tránsito. Así que quien cometió una falta en Santa Catarina no podrá cruzar la frontera hasta no pagar la multa. Si no paga, las autoridades brasileñas se quedan con el vehículo. Además, no aceptan tarjetas de crédito ni dólares", señaló el titular de la misión diplomática que, desde principios de mes, funcionará en forma permanente y no sólo durante el verano.

A pesar de la crisis, el cambio favorece la llegada de turistas argentinos. Ayer, cada dólar se cotizaba a 2,30 reales. Así, en Canasvieiras hay restaurantes en los que se puede comer por menos de cuatro dólares por persona.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.