Mesa de diálogo para discutir la quita de subsidios

La flamante directora de escuelas bonaerense quiere hablar con docentes y directores privados
Jesús Cornejo
(0)
17 de agosto de 2012  

LA PLATA.- La flamante directora general de Cultura y Educación bonaerense, Nora de Lucía, no descartó que en la provincia de Buenos Aires pudiera haber recortes en los aportes a los colegios privados; tampoco garantizó la continuidad de las subvenciones para cubrir el pago de las suplencias y convocó a los docentes, directores y propietarios de esas escuelas a integrar una mesa de diálogo para discutir el tema, a partir del martes de la semana próxima.

Ayer por la mañana, la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (Aiepba) se movilizó a la gobernación provincial. Allí, los representantes de los colegios privados entregaron un petitorio con 80.000 firmas y reiteraron que podrían comenzar a cerrar varios cursos si el gobierno bonaerense insiste en la idea de suspender el pago de las suplencias, el plus de verano y el aporte para los grados que tienen menos de veinte estudiantes.

Los dirigentes de Aiepba se entrevistaron con representantes de la Jefatura de Gabinete bonaerense y optaron por esperar, durante toda la tarde, la asunción de las nuevas autoridades de la cartera educativa provincial. Es que sólo ayer al mediodía el Senado bonaerense concedió la licencia de la senadora oficialista De Lucía y aprobó su designación al frente de la Dirección General de Cultura y Educación.

Por la tarde, la flamante funcionaria juró en el Salón Dorado de la gobernación y aseguró que su primer acto de gestión será reunirse con todos los sectores de la enseñanza privada.

Al ser consultada por posibles recortes en los aportes que el estado provincial brinda a los colegios privados y sobre la posibilidad de que esto desencadene el cierre de cursos, la funcionaria se limitó a expresar: "Vamos a armar una mesa de diálogo con directivos de escuelas privadas. Voy a recibirlos a partir del martes próximo y analizaremos la situación. Podemos sentarnos y no terminar todos conformes, pero dialogamos, debatimos con pluralidad, cambiamos puntos de vista, explicamos, escuchamos".

Ante la repregunta de los periodistas, por versiones que indican que la administración de Daniel Scioli prepara un paquete de recortes en el área de la educación privada, decisión que la semana pasada precipitó la renuncia de la anterior directora general de escuelas, Silvina Gvirtz, De Lucía aseguró: "Con respecto a los ajustes se han dicho muchas cosas. En realidad nosotros lo que vamos a hacer es contener al trabajador de la educación que está frente al aula, que está con los chicos que los cuida. Es lo que venimos haciendo".

Y continuó: "Vamos a trabajar con responsabilidad y respetando los derechos de los trabajadores, pero asegurándoles a los papás y a los chicos la continuidad de los maestros frente al aula. Pretendemos que los docentes trabajen fuertemente en las aulas".

Acercamiento

Al caer la noche, De Lucía recibió, finalmente, a los representantes de Aiepba en la Dirección General de Cultura y Educación.

"Nos transmitió su preocupación y aclaró que mucho no podía decir, ya que se estaba interiorizando sobre el tema. Recibió toda la documentación que le acercamos y se comprometió a analizarla", dijo a LA NACION Mónica Espinoza, presidenta de Aiepba.

La directiva de la entidad que agrupa a las escuelas privadas que funcionan en el ámbito provincial añadió que la funcionaria los invitó a la mesa de trabajo.

"Obviamente nos invitó a formar parte de la mesa de trabajo que se creó para analizar el tema, que se reunirá la semana próxima", detalló.

Al cierre de esta edición, un vocero de la Dirección General de Cultura y Educación puso énfasis en aclarar que la reunión de De Lucía con los representantes de los propietarios de colegios privados fue solamente una presentación.

"No fue un encuentro de trabajo. Se recibió la documentación y se los invitó a regresar la semana que viene cuando comiencen las reuniones con todos los actores del sector privado", planteó la fuente.

Según Espinoza, tanto los encuentros con los funcionarios de la Jefatura de Gabinete bonaerense como con De Lucía fueron positivos. "Por lo menos nos fuimos con una esperanza. Se generó un espacio para el diálogo y pudimos transmitir nuestras inquietudes", aseguró la presidenta de Aiepba.

ACLARACIÓN SOBRE APORTES ESTATALES

La Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (Aiepba) aclaró que el Colegio Martín y Omar, de San Isidro, no recibe aportes del estado bonaerense. Admitió que, anteayer, por error incluyó a ese colegio en una nómina que mencionó a LA NACION de algunas escuelas que podrían ser perjudicadas si se aplican posibles recortes en la educación privada.

"El Colegio Martín y Omar figuraba en nuestros listados como escuela que antiguamente recibía aportes estatales. Pero fue un error ya que la escuela hace mucho tiempo que dejó de recibir la subvención", concluyó Mónica Espinoza, presidenta de Aiepba.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.