Misofonía: la enfermedad que hace que los sonidos del día a día resultan insoportables