Monserrat... donde algo pasa

A partir de su tradición textil, un proyecto busca darle nueva vida, con la moda como eje
(0)
8 de mayo de 2003  

Algo está pasando en Monserrat... decía el cartel en la entrada del Edificio Karatex (Alsina al 1300), la semana última, donde se reunieron representantes de todos los eslabones que hacen a la moda: desde empresarios textiles y diseñadores hasta representantes de unversidades y escuelas de diseño, que dieron el presente con stands en los que se mostró diseño de autor y se repartieron volantes institucionales durante un par de días.

¿Qué pasaba en Monserrat? Una noche de fiesta en la que se lanzaba el Proyecto Monserrat, Arte & Moda, una idea que nació de la Asociación Vecinos Monserrat, Arte & Moda, la Subsecretaría del Cultura y la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad, de la que depende el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), que tiene como fin recuperar y revitalizar esta zona de la ciudad.

"Buscamos darle nueva vida a todo el barrio. Esta zona se muere a las 6 de la tarde cuando se bajan las persianas... La idea es organizar actividades para que esté vivo durante más horas, y promoverlas", explica, entusiasmada,Vicky Salías, coordinadora del CMD.

Como el SoHo

Hace más de 60 años que esta zona mantiene un vínculo estrecho con la industria textil; en Alsina, Santiago del Estero y otras calles se agrupan negocios de telas, algunos con las persianas bajas. El proyecto busca continuar el vínculo promoviendo la instalación de diseñadores, estudios fotográficos y artísticos (ayer se inauguró la sede Monserrat del Museo Nacional de Bellas Artes, con pintores de última generación), y talleres de confección. "Tenemos los brazos abiertos para que vengan los diseñadores y artistas jóvenes, y se arme una gran movida. Queremos hacer lo mismo que en el SoHo: todo empezó con grandes depósitos textiles a los que fueron los artistas, los diseñadores y los mismos textiles, y se pusieron a armar algo con la moda como eje", asegura Marcelo De Beer, uno de los integrantes de la Asociación Vecinos Monserrat Arte & Moda.

También participa de la iniciativa la Subsecretaría de Patrimonio Cultural, "que promoverá el reciclado del patrimonio edilicio, y pondrá en condiciones los edificios y sus frentes para sumarlos a un mapa con circuito turístico de casco histórico, toda la zona de Avenida de Mayo, el Café Tortoni y el Cabildo", sigue Salías.

Como ventaja, Monserrat cuenta con habilitación semifabril. Se pueden hacer algunas actividades industriales (aunque no pesadas) y, por ejemplo, instalar un taller con todas las de la ley. "Queremos armar algo así como hoteles (en grandes edificios desocupados) y juntar diez empresas chicas, que podrán tener un sector de venta común y -si quieren- un taller", amplía Salías. El primer paso sería el edifico Karatex, "pero ya estamos hablando con otros propietarios, para que participen cediendo los edificios con alquileres bajos. Esto haría que mucha gente ahorre también en la logística, que lleva tiempo: proveedor textil, taller y punto de venta, todo en el mismo lugar", agrega Salías.

La primer etapa del proyecto comprende un área piloto (Alsina, Moreno, y las transversales Lima, Salta, Santiago del Estero y San José). "Esto empieza hoy, pero creemos que en dos o tres años va a estar funcionando a pleno. También hay un proyecto para hacer viviendas para estudiantes, talleres, estudios fotográficos...", asegura De Beer, quinta generación textil.

A la presentación asistieron, entre otros, la diseñadora Chiche Farrace (tiene su showroom en la zona), que aseguró: "Me parece una buena idea retomar las riendas de esta parte de la ciudad, que tiene locales maravillosos de 900, 1000 y 1500 metros como hay pocos en Buenos Aires. ¡Y están vacíos! Acá se mató a la industria nacional, pero creo que está resurgiendo de a poco". Más allá, los hermanos diseñadores Valeria y Pablo Simón mostraban sus últimas creaciones (ahora se dedican a vestuarios teatrales); ellos siempre rondan la zona en busca de telas. "Nos gustaría tener un showroom acá, nos gusta más que Palermo. Esto es vanguardia", comenta V. S.

También presente, Teresa Cornille de Lanús, vicepresidenta de la Asociación de Fomento Montserrat (sí, con te): "Si la gente se decide, esto puede salir bien. Nosotros trabajamos por el barrio, luchamos por el rescate edilicio, premiamos la mejor fachada. Hay mucho que se ha perdido, a la gente se le ha dado por irse a Palermo, pero acá también hay cosas lindísimas. Nos acercamos a los organizadores para unir fuerzas y creo que esto puede funcionar", concluyó.

Catalina Lanús

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.