Mudarse de barrio en pos de los clientes

(0)
18 de mayo de 2003  

SANTA FE (De una enviada especial).- Cuando Mario Martín terminó el servicio militar tenía 20 años y un título de técnico en electricidad. Empezó a reparar electrodomésticos, como un rebusque, pero al poco tiempo comprobó que resultaba mejor negocio vender equipamiento nuevo que reparar el usado.

Fueron los cimientos de la casa de venta de equipos de audio,tevé y artículos para el hogar que hoy ocupa la planta baja y dos pisos en la calle Zavalla 1248, en el barrio Centenario.

El 29 de abril último bastaron apenas dos horas para que un metro ochenta de agua y fango enviara al fondo del río una buena parte del "emporio de clase media" que a él le costó 18 años construir.

"Estimo que perdí unos 46.000 pesos en equipos, otra suma similar en electrodomésticos, 10.000 pesos en mobiliario, un auto y dos camionetas. Todo, de un momento a otro, sin que nadie alertara lo que iba a venir", cuenta Mario.

Pero lo peor, estima, no es lo que se perdió. Sino las pocas perspectivas de recuperación.

"Las cosas que yo vendo las van a necesitar todos. Pero nadie va a poder comprarlas. Mis clientes del barrio ahora no tienen con qué comprar cosas nuevas. Muchos otros se fueron porque las casas ya no son habitables. Hay barrios que van a quedar muy vacíos. Por eso estoy evaluando irme a otra zona", dice.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.