Nace una nueva comunidad virtual

El editor de imágenes Photoshop Express está disponible para usuarios de cualquier lugar del mundo
Ariel Torres
(0)
29 de marzo de 2008  

Photoshop ya es una marca universal. Photoshopear , aunque no aparezca (todavía) en el diccionario de la Real Academia, es usado sin sonrojo por grandes y chicos, en avisos de vía pública y en programas de TV. Significa "retocar una foto usando una computadora".

Pero decir que el "Photoshop ahora está gratis en la Web" es una hipérbole. Las cosas son, como suelen, un poco más complicadas, y un poco menos promisorias.

El Photoshop es muy costoso (más de 600 dólares en Amazon.com) y extremadamente complejo, repleto de funciones que la mayoría de las personas nunca usa o directamente no comprende.

Por eso, Adobe, el fabricante del Photoshop, tiene una versión light de este y otros programas. El Photoshop Elements, a unos 80 dólares en los Estados Unidos, tiene una interfaz más amigable y funciones simplificadas que encajan mejor en el ambiente doméstico.

Sin embargo, Adobe, como la mayoría de los fabricantes tradicionales de software, está viendo cómo la Web se convierte en una arena muy visitada -y batallada- del negocio informático.

Lanzar una aplicación a costo bajo no es ni remotamente tan cool como fundar una comunidad virtual al estilo Flickr ( www.flickr.com ) o YouTube ( www.youtube.com ).

De eso se trata, entonces, el nuevo sitio Photoshop Express ( www.photoshop.com/express/ ), donde hay poco de Photoshop y mucho de comunidad virtual.

Es cierto que podremos hacer edición básica (muy básica) de nuestras imágenes, pero la propuesta está claramente orientada a crear álbumes y compartir el material con otras personas por Internet.

El servicio es gratis, pero las Condiciones de Uso informan al usuario que al subir una foto a las áreas públicas de Photoshop Express se le cede una licencia de uso irrevocable, perpetua y libre de royalties a Adobe. Así que cuidado con lo que subimos.

Todavía en etapa preliminar o beta, Photoshop Express está disponible para usuarios de cualquier lugar del mundo, pero técnicamente es sólo para los que residen en los Estados Unidos.

Esto causa ciertas excentricidades irritantes. Por ejemplo, al tratar de ingresar nuestra dirección de mail para crear una cuenta de usuario, el sitio no reconoce la arroba (@) de ninguna de las formas que conocemos (no, tampoco con Alt+64). Pero esto ocurre sólo en Firefox, no en Internet Explorer. Truco: usar la mayúscula del número 2, que en los teclados en inglés es la arroba.

Herramientas

Lo mejor de la propuesta está en las herramientas para compartir fotos y álbumes con otras personas, y su vinculación, sencilla y bien organizada, con otras redes sociales, como Facebook ( www.facebook.com ), Picasa ( http://picasa.google.com/ ) y Photobucket ( http://photobucket.com/ ).

Pero no con Flickr, claro, su principal competidor. Con dos gigabytes de capacidad, ofrece espacio para unas 1000 fotos de una cámara digital convencional de 6 megapixeles.

Varios otros servicios de este tipo ya están bien asentados en la Web. Por ejemplo, Picnik ( www.picnik.com ), Phixr ( www.phixr.com ) y el excelente Splashup ( www.splashup.com ), el más parecido, paradójicamente, al Photoshop que conocemos en la PC.

Splashup ofrece edición de múltiples imágenes, capas y una interfaz con menús y barras de herramientas.

Photobucket, que también tiene herramientas de edición, es por lejos el más divertido, aunque su sitio está invadido por la publicidad y tampoco entiende los teclados en español.

Todos estos servicios sufren, sin embargo, del mismo defecto que perturba todos los servicios Web, en particular aquellos que intentan reemplazar las aplicaciones que hasta ahora residían en la PC: reaccionan con lentitud, ya que los datos deben ir y venir por medio de la conexión con Internet. Los programas de computadora, en este sentido, son más rápidos. Por ahora.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.