Para Nathaniel Calhoun, el cambio climático "es un problema de dinero, además de falta de conciencia"